Chilpancingo, Guerrero.- Diputados del Congreso local aprobaron por unanimidad un exhorto a la Cámara de Diputados federal para que en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2017 no se apliquen  disminuciones al estado de Guerrero.

También aprobaron otro exhorto a la Cámara de Diputados federal para que en el presupuesto del siguiente año no se afecten las partidas al sector salud, pese a que el pasado martes 20 de septiembre había propuesto la representación de Morena, y fue rechazado.

En otro punto del orden del día, fue turnada a la Comisión de Asuntos Indígenas y Afroamericanos una iniciativa de decreto para reformar la Ley 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos Indígenas del Estado, la cual pretende incorporar a los pueblos y comunidades indígenas para que participen en el diseño y aplicación del Plan Estatal de Desarrollo, Planes de Desarrollo Municipales, y programas.

En la sesión de este martes, el diputado perredista Sebastián de la Rosa Peláez presentó un exhorto para que el Congreso local solicite al Congreso de la Unión que durante el proceso de aprobación del Proyecto de Presupuesto de Egresos 2017 “asuma el compromiso” de abatir la desigualdad y contribuir al desarrollo equitativo, y no se aprueben disminuciones para el estado de Guerrero, respecto del ejercicio 2016.

De la Rosa Peláez argumentó que, de acuerdo al proyecto que presentó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) a la Cámara de Diputados, Guerrero dejará de recibir 2 mil 880 millones de pesos en recursos federales, lo que representa una disminución del 5.4 por ciento respecto al presupuesto que se aprobó para 2016.

Alertó que si se toman en consideración únicamente las asignaciones para cada uno de los programas federales  aplicables en Guerrero, “las cosas son sumamente preocupantes”, pues recordó que en el ejercicio fiscal de este año se programaron, por dicho concepto, 7 mil 788 millones de pesos, y para 2017, se tiene prevista una disminución del 50.9 por ciento, pues sólo se tienen previstos 3 mil 821 millones de pesos.

“Guerrero no ha podido superar la penosa posición de encontrarse entre los últimos tres lugares de desarrollo humano, de pobreza, marginación y exclusión social. De una población de 3 millones 550 mil guerrerenses, 65 de cada 100 son pobres,  y 24 de cada 100 son extremadamente pobres, esa es nuestra condición social”, señaló basado en datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.

También argumentó los datos del Índice de Desarrollo Humano para las Entidades Federativas, los cuales colocan a Guerrero en el lugar 31 de los 32 estados del país, lo que evidencia, dijo, las carencias en ingresos y acceso a los servicios de educación y salud, fundamentalmente.

De la Rosa Peláez pidió que el Congreso, o el gobierno del estado, a través del gobernador, Héctor Astudillo Flores, lancen  una convocatoria de unidad entre los ciudadanos, partidos políticos, y organizaciones sociales a fin de enfrentar la negativa realidad de la entidad.

Bloqueo a Morena

En otro punto de la sesión de este martes, la fracción de Movimiento Ciudadano (MC) presentó un exhorto en el que el Congreso local solicita al Congreso federal que no haya recortes, y por el contrario aumenten los recursos destinados para el sector salud, en el Proyecto de Egresos de la Federación del siguiente año.

El martes de la semana pasada, esta fracción parlamentaria presentó un exhorto similar, pero para el rubro de seguridad pública, a dicho exhorto, la diputada de Morena, María de Jesús Cisneros Martínez, quien se ha caracterizado por criticar el actuar de los diputados, propuso una adición para que el acuerdo abarcara las áreas de salud, educación, y asuntos indígenas, pero fue rechazado por el PRI, Partido Verde, y Movimiento Ciudadano.

En una acción que dejó ver el bloqueo que las fracciones del PRI, Movimiento Ciudadano, Partido Verde y PAN ejercerán hacia la representación de Morena.

A ese exhorto, la diputada de Morena subió a tribuna para presentar otra adición, que pretendía igualar la que hizo el martes de la semana pasada, de no recortar el presupuesto, y por el contrario, aumentar las partidas para salud, educación,  y presupuesto a pueblos y  comunidades indígenas destinada para estados y municipios.

“Vamos a ver cuánto dura este intento de reivindicación de quienes promueven este acuerdo,  luego de que en sesión anterior ya votaron en contra de la salud de los guerrerenses. Voy a votar a favor, porque desde Morena estamos por la salud de los guerrerenses, pero también por la educación y los pueblos y comunidades indígenas”, dijo.

Sin embargo, la  adición fue rechazada nuevamente, pues las fracciones del PRI, Partido Verde, y la representación del PAN, que votaron en contra; Movimiento Ciudadano se abstuvo, y del PT no hubo votación.

En el caso del PRD la votación se dividió: los diputados Hugar García Trujillo, Rosa Coral Mendoza Falcón, y Raymundo García Gutiérrez votaron a favor, otros, como los hermanos Carlos y Crescencio Reyes Torres, y la diputada Erika Alcaraz Sosa, se abstuvieron, y el resto no votó.

Reforma a la ley 701

La diputada perredista Erika Alcaraz Sosa presentó una iniciativa para reformar y adicionar artículos a la ley 701 de Reconocimiento, Derechos y Cultura de los Pueblos Indígenas del Estado, con los que se pretende incorporar a los pueblos y comunidades indígenas a la participación  del diseño y aplicación del Plan Estatal de Desarrollo, Planes de Desarrollo Municipales, y programas.

La iniciativa pretende reformar los artículos 26 y 57 de la Ley, y adicionar los 26 Bis, 57 Bis, 57 Ter,  y el segundo párrafo del artículo 58.

El artículo 26  propone dar reconocimiento a los pueblos y comunidades indígenas  la libre determinación, formas de organización, objetivos de desarrollo y  autonomía, con lo que se plantea dar un “nuevo rol” en el desarrollo del estado y municipios, “es decir, el papel que va a desempeñar en el desarrollo económico, social y cultural”.

La adición del 26 Bis faculta a los Ayuntamientos con población indígena proponer órganos o comisiones encargados de atender sus asuntos, con la finalidad de que mantengan una comunicación permanente para resolver los problemas que aquejan a los pueblos y comunidades indígenas, respetando sus costumbres y tradiciones.

La propuesta de reforma al artículo 57,  va en el sentido de que el Poder Ejecutivo del estado promoverá la participación de los pueblos y comunidades indígenas en el diseño de los planes de programas y desarrollo, mientras que, en la adición del 57 Bis,  se plantea que tengan el derecho de decidir su desarrollo económico, social y cultural en el contexto del Plan Estatal de Desarrollo y sus programas regionales, sin que se afecten sus vidas, creencias, instituciones,  y bienestar de las mismas.

En tanto, la adición 57 Ter establece que la planeación estatal y municipal deberá contemplar el mejoramiento de las condiciones de vida, trabajo, salud y educación de los pueblos y comunidades indígenas.

En la adición del segundo párrafo del artículo 58, se señala que los Ayuntamientos procurarán establecer programas y acciones de apoyo a las comunidades indígenas, considerando las previsiones presupuestales correspondientes, de conformidad con lo dispuesto en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.