El Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) deberá dar a conocer el certificado, documento o constancia que acredite el origen del ganado bovino en pie, exportado de Aguascalientes a los Estados Unidos, entre 2014 y 2015.

El Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai), dijo que esos datos están contenidos en los expedientes de certificación sanitaria.

El comisionado ponente, Rosendoevgueni Monterrey Chepov, destacó que la disponibilidad de esta información es toral para el ejercicio de acceso de los particulares, pues transparenta la gestión pública.

Destacó que la comercialización de este tipo de ganado, representa el segundo lugar de las exportaciones agroalimentarias a nivel nacional, además de ser un importante reto en materia zoosanitaria.

Expresó que esto implica "una responsabilidad compartida entre países, ya que es indispensable que las autoridades competentes, certifiquen que el ganado bovino se encuentra libre de enfermedades, como es la tuberculosis, tanto para la exportación como para el consumo nacional”.

Señaló que un particular requirió esa información, y el sujeto obligado se declaró incompetente para conocer de la solicitud de acceso y le orientó a dirigir su solicitud al gobierno del estado de Aguascalientes, para lo cual proporcionó el vínculo electrónico correspondiente.

Inconforme, el particular interpuso recurso de revisión ante el INAI.

En el análisis del caso, el comisionado Monterrey Chepov determinó que el sujeto obligado es competente para conocer de lo solicitado, toda vez que su Dirección General de Salud Animal, se encarga de promover, fomentar, organizar, vigilar, coordinar y evaluar las actividades en materia de salud animal, incluidas las relacionadas con el análisis de riesgo, rastreabilidad y bienestar animal.

Precisó que dentro de los requisitos para obtener el Certificado Zoosanitario para Exportación, requerido por los Estados Unidos, se encuentra el documento que acredite el origen de los animales, como podría ser el certificado de propiedad, con el cual se atendería lo requerido por el particular.

Agregó que el solicitante no tiene la obligación de conocer con certeza definiciones o tecnicismos de la materia, por lo que el sujeto obligado debió hacer una interpretación amplia y no restrictiva de lo solicitado, para entonces dar acceso de manera enunciativa, por ejemplo, al certificado de propiedad, documento o constancia que acredite el origen del ganado.

El Inai determinó que Senasica no siguió el procedimiento de búsqueda establecido en la Ley Federal de Transparencia, por lo que revocó la respuesta original y le instruyó a buscar la información en todas las unidades administrativas que resulten competentes, sin omitir a su Dirección General de Salud Animal y entregarla al particular.

Notimex