Chilpancingo, Guerrero.- La violencia que padece Guerrero y que ha dejado a decenas de personas ejecutadas en la última semana, incluidos actores políticos del PRI y PRD, no se debe politizar porque la responsabilidad no es de un partido o un gobierno sino de todos los sectores de la población, así lo expresó el dirigente estatal del tricolor, Heriberto Huicochea Vázquez.

En entrevista telefónica, el líder del PRI en Guerrero condenó el asesinato de Modesto Carranza Catalán, suplente del diputado local Saúl Beltrán Orozco –vinculado a la delincuencia organizada y sobre quien pesa una orden de aprehensión por homicidio-, y asesor del ayuntamiento de Coyuca de Catalán.

“Condenamos este lamentable asesinato porque creo que una ola de acontecimientos como estos para nadie es agradable, no resultan buenos estos hechos dolosos, homicidios que se están repitiendo de manera constante y nosotros quisiéramos que la actuación del gobierno federal, estatal y municipal estuviera más fuerte, sabemos que hacen muchas cosas, pero necesitamos unir nuestras fuerzas”, expresó.

Dijo que no se ha comunicado con el alcalde de Coyuca de Catalán, Abel Montúfar Mendoza, con quien colaboraba Modesto Carranza, para saber si había antecedentes de amenazas en su contra, y que dejará que las autoridades ministeriales hagan ese trabajo.

De los últimos hechos de violencia en Guerrero, como el asesinato del ex diputado local del PRD, Roger Arellano Sotelo, el de un estudiante de secundaria de 13 años y el hallazgo de ocho cuerpos en una camioneta abandonada en Chilpancingo, pidió que el tema no se politice.

“Estos acontecimientos nos deben hacer reflexionar profundamente para no politizar el tema, es importante sumar fuerzas desde nuestros ámbitos, los partidos políticos, las organizaciones civiles, la población en general. Esto nos debe llamar a una alta reflexión, no es un tema de un partido o un gobierno, sino de la sociedad”.

Huicochea Vázquez expresó que es necesario impulsar políticas públicas integrales para frenar la desintegración familiar, erradicar el desempleo, mejorar la calidad de la educación y ampliar los espacios culturales, como alternativas para erradicar la crisis de violencia que enfrenta el estado.

Coincidió con las expresiones del titular de la Secretaría de la Juventud (Sejuve), Humberto Díaz Villanueva, en el sentido de que la delincuencia organizada aprovecha las carencias que enfrentan los jóvenes del estado para sumarlos a sus filas.

De la exigencia del dirigente estatal de Morena, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, quien demandó la renuncia o destitución de los titulares de la Secretaría General de Gobierno, de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Fiscalía General del Estado (FGE) por los resultados negativos en la prevención, persecución del delito y acceso a la justicia, el líder priista consideró que eso no resolverá el problema.

“Ojalá ese fuera el remedio, eh, ¡no’mbre!, pues encantados de la vida con que se fueran dos o tres gentes para que se arreglara el asunto, ojalá esa fuera la solución. Insisto, la convocatoria es más que exigir renuncias, tenemos que sumarnos y fortalecer las estrategias porque no sólo le compete al fiscal, al secretario  de gobierno, le compete a todos, lo queramos ver o no todos somos corresponsables, por eso digo que no debemos partidizarlo”.

Se contradice en redes

Pese a su llamado a no partidizar los hechos de violencia en Guerrero, el líder del PRI utilizó las redes sociales para culpar al PRD de la situación actual que enfrenta el estado en materia de seguridad pública.

El domingo por la noche, tras el asesinato del ex diputado local del PRD, Roger Arellano, Heriberto Huicochea hizo una publicación en su cuenta personal de Facebook, en la que lamentó ese homicidio y responsabilizó a las dos administraciones pasadas -en las que gobernaron Zeferino Torreblanca Galindo, Ángel Aguirre Rivero y Rogelio Ortega Martínez como interino- de la inseguridad.

“Guerrero está saliendo de un periodo de 10 años perdidos, en los que las pasadas administraciones omitieron trabajar en materia de seguridad y hoy sufrimos los hechos de su omisión. Invitamos a quienes utilizan los hechos lamentables para sacar raja política a hacer lo que no hicieron por 20 años: construir un mejor Guerrero”, se lee en su publicación.