México.- Luego de que migrantes centroamericanos ayer intentaron cruzar de manera ilegal a Estados Unidos a través de la garita de San Ysidro, el gobernador de Baja California, Francisco Vega de Lamadrid, pidió al presidente Enrique Peña Nieto, que este tema sea tratado como un asunto de seguridad nacional.

“Pedimos que esta problemática sea ya considerada como un asunto de seguridad nacional y que de esa amanera se le dé el tratamiento correspondiente”, dijo a través de un video en Facebook.

El mandatario estatal demandó al gobierno federal que “ejerza sus facultades en materia migratoria para establecer controles” y que el Instituto Nacional de Migración “haga su trabajo para que estos migrantes se apeguen a leyes migratorias y quienes las violen sean sujetos a deportación”.

En ese sentido, el gobernador Kiko Vega reiteró al presidente Peña Nieto solucionar la situación “de manera urgente con la participación activa de todos los países involucrados” y fortalecer las acciones conjuntas “con el gobierno de Estados Unidos para atender esta crisis y buscar una solución, evitando así que se extiendan las afectaciones a la vida cotidiana de los habitantes”.

“No es justo que se haya permitido que esta caravana avanzara a lo largo de todo el país, sin ningún control de tipo migratorio, y ahora estemos aquí pagando las consecuencias de estas omisiones”, expresó.  

Detalló que son “casi 9 mil migrantes que ya están en Baja California” por lo que demandó recursos para su atención pues actualmente los centroamericanos son atendidos “con recursos de los bajacalifornianos”.