El presidente de la Asociación de Clavadistas de La Quebrada, Ismael Vázquez García dijo que continúan a la espera de la remodelación de La Quebrada, anunciado desde 2014 con recursos del Fondo Nacional de Turismo (Fonatur).

“Seguimos a la espera de sentarnos con el gobierno del estado, al parecer ya pasó a manos de ellos esta remodelación; esperamos sentarnos con el secretario de Fomento Turístico, Ernesto Rodríguez Escalona”, dijo, durante una misa celebrada en la explanada de La Quebrada por la llegada del Papa Francisco a México.

Referente a que algunos miembros de la asociación civil Grupo Aca se han pronunciado en contra de que continúen las remodelaciones en La Quebrada – cuyas obras ya fueron suspendidas por la Profepa, en 2015 – debido a que denigran la estructura tradicional de la zona, Vázquez García expresó:

“Deberían de considerar un poquito ellos lo que dicen, porque ¿quién mejor que La Quebrada y sus clavadistas, que son los principales promotores de Acapulco?, creo que la ciudadanía, el gobierno municipal, el estado y el gobierno federal le deben mucho a este lugar”.

Aseguró que la remodelación debe considerar la fama que el sitio ha aportado tanto a Guerrero como al país.

Recordó que este sitio es “el símbolo del puerto” que tras una actividad de 81 años merece la inversión para su mejora.

Dijo tener plena confianza de que el gobierno del estado y la Secretaría de Turismo federal retomen pronto las obras, “porque el puerto lo necesita.

Respecto a la misa al jefe de estado de El Vaticano, dijo que el pueblo acapulqueño le da la más cordial bienvenida, y agregó que espera que en su próxima visita pueda incluir a Guerrero en su recorrido.

Cuestionado de si la visita del Papa pueda traer paz al puerto, dijo:

“Bueno, eso es lo que esperamos; la llegada de un personaje de la magnitud de nuestro querido Papa siempre trae mucha esperanza y fe, y es algo que no podemos dejar pasar desapercibido. Porque la esperanza es la que muere al último y esperamos que nuestro puerto se mejore”.