El PRI en el Senado exhortó a establecer de manera integral con Tabasco y en los municipios de la entidad un plan de seguridad que incluya la presencia de la Gendarmería, ante la situación de inseguridad que se vive en esa parte del país.

En entrevista, el senador Arquímedes Oramas expuso que acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) de enero a mayo de 2015 se registraron en Tabasco 300 homicidios, 210 de ellos culposos y 90 dolosos, así como 310 secuestros y un centenar de extorsiones.

En igual lapso Tabasco ocupó el quinto lugar nacional, sólo después de Tamaulipas, el Estado de México, Guerrero y Veracruz, en el número de secuestros. “Por encima del Distrito Federal que ocupa el sexto lugar.

“Ello es muy preocupante por todas esas entidades tienen mucha mayor población que Tabasco”, apuntó el legislador quien a nombre del PRI exhortó también al gobernador Arturo Núñez a establecer un cambio de rumbo y una estrategia integral con la participación de la Gendarmería.

Aseguró que además de los casos de delincuencia común, como robos a casa habitación y extorsión, se han disparado los delitos de alto impacto como el secuestro y robo de ductos de Pemex.

“Debe haber urgentemente un cambio de rumbo, ya que en 2014 Tabasco junto con Querétaro fueron estados con mayor incremento de averiguaciones previas. Tabasco tuvo un incremento de 26.24 por ciento respecto al 2013”, refirió.

El senador por Tabasco indicó que de 2013 a 2014 en este estado cuatro de los seis delitos de alto impacto tuvieron un incremento en el número de denuncias; homicidio culposo, homicidio doloso, robo con violencia y robo de vehículo.

De igual forma, dijo Oramas Vargas, “tan sólo en 2014 Tabasco fue el primer lugar nacional con nueve mil 993 averiguaciones previas por robo con violencia”.