#Suave Patria

Piden endurecer castigo al robo de ganado en México

Por Redacción, 2016-09-10 16:39

Ciudad de México.- A fin de tipificar y sancionar el delito de abigeato, el diputado Gerardo Federico Salas Díaz, presentó iniciativa que busca combatir una de las infracciones que se ha incrementado en los últimos años entre 30 y 50 por ciento.

Expresó que el robo de ganado acumula pérdidas millonarias para los productores del campo y debido al éxito de los delincuentes se ha vuelto una práctica común en diversas regiones del país.

De acuerdo con organizaciones ganaderas, dijo, el abigeato ha repuntado en los últimos años, siendo caballos, vacas, becerros y borregos los principales animales hurtados, con las consecuentes pérdidas millonarias para los ganaderos.

Hizo notar que un toro, por ejemplo, llega a costar entre 15 mil y 30 mil pesos; una vaca, entre 10 mil y 12 mil; una vaca lechera se vende hasta en 25 mil pesos; un caballo entre 15 mil y 30 mil, y un becerro cuesta entre 10 y 20 mil pesos.

Por ello, planteó modificar el Código Penal Federal y la Ley Federal Contra la Delincuencia Organizada, para señalar los casos en los que se cometerá el delito de abigeato por sí mismos o por interpósita persona; determinar las acciones consideradas como abigeato calificado y enlistar las clases de ganado.

Asimismo, señalar las sanciones correspondientes para quien cometa dicho ilícito, e incluir el abigeato como delito de delincuencia organizada cuando lo realicen tres o más personas.

Además, dijo, es necesaria una adecuación en las legislaciones de las entidades federativas debido a que solo en 27 se tipifica el delito de abigeato; tres no utilizan el término y dos no sancionan su quebrantamiento bajo término alguno.

“Es práctica común que al ser considerado el abigeato como un delito no grave, los delincuentes salen pagando fianzas muy raquíticas e incluso por debajo del valor del ganado robado, lo que se traduce en atractivas ganancias para quienes cometen este ilícito”, denunció.

Actualmente, recordó, el artículo 381 Bis del Código Penal Federal denota una ambigüedad en los términos. No se utiliza el de abigeato, se menciona ganado mayor y ganado menor, sin definir qué tipo de especies entran en ambos casos y las sanciones no están bien definidas, por lo que se deja una amplia discrecionalidad de la imposición de dichas sanciones, expuso.

Indicó que en la propuesta se plantea un artículo 381 Ter, en donde se establezca con claridad las diferentes clases de ganado y no solamente la mera clasificación de mayor y menor, así como considerar el abigeato de acuerdo a ciertas características como un delito calificado.

También un artículo 381 Quáter, en donde se pide, dependiendo de su grado, penas más severas a este ilícito y que cuando sea cometida por un funcionario público, además de la pena de prisión, la inhabilitación para ocupar el puesto.

El legislador panista agregó que los altos índices de corrupción de las autoridades locales en muchas regiones ganaderas del país, han propiciado que los dueños del ganado ya no presenten denuncias, en buena medida por el grado de impunidad, corrupción y debilidad de las leyes en las entidades federativas.

Consideró importante dar pasos firmes y contundentes para erradicar este delito, pues “va desde los robos solitarios hasta la práctica cotidiana empleada por el crimen organizado”.

Notimex

#Suave Patria

Gasolinera robaba 30% del combustible en Quintana Roo

El establecimiento señalado se encuentra en el municipio de Otón P. Blanco y fue verificada el pasado 27 de junio por la Profeco.

Por Redacción, 2019-07-22 11:58

México.- El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield Padilla, presentó como cada lunes el Quién es Quién de en los precios de los combustibles.

Esta vez, reveló que una estación robaba más del 30 por ciento del combustible pues ofrecía 20 litros de gasolina pagando 27 litros 100 mililitros.

El establecimiento señalado se encuentra en el municipio de Otón P. Blanco en Quintana Roo y fue verificada el pasado 27 de junio por la Profeco.

Fue en una visita de inspección que la Profeco encontró irregularidades en cuatro de 12 instrumentos de medición de la gasolinera, con los cuales se expedían 7.102 litros menos a los automovilistas.

Las bombas fueron inmovilizadas, y la Profeco procederá a a denuncia y sanciones correspondientes.

Sheffield también informó que procederán a denunciar ante la Fiscalía General de la República (FGR) a dos gasolineras que se negaron a la verificación por segunda vez, a pesar de la presencia de fuerza pública.

El procurador mencionó qué gasolineras ofrecen la gasolina regular, premium y diésel más cara en el país.

Así, pues señaló que en un comercio de Ahome, Sinaloa, se vende la gasolina Magna a 22.77 el litro; en el mismo municipio se encuentra el establecimiento que ofrece a 22.16 el diésel. En Pénjamo, Guanajuato, el precio de la gasolina Premium se eleva a 23.09.

#Suave Patria

Senado pone el ojo en los inhumanos préstamos ‘gota a gota’

La medida busca proteger el patrimonio de los más pobres, quienes normalmente acceden a este tipo de préstamos por la rapidez en el otorgamiento de los recursos.

Por Redacción, 2019-07-22 11:49

México.- El senador por Morena Ricardo Monreal Ávila prepara una iniciativa para considerar los préstamos conocidos como «gota a gota» como delitos de usura, robo, extorsión y lavado de dinero.

El legislador anunció que la medida busca proteger el patrimonio de los más pobres, quienes normalmente acceden a este tipo de préstamos por la rapidez en el otorgamiento de los recursos.

Cabe recordar que los préstamos «fáciles» son otorgados sin revisión de Buró de Crédito, aval, ni contrato, los cuales posteriormente se vuelven deudas impagables al solicitar pago diario, que en la realidad representa un porcentaje muy alto.

Tan solo en la Ciudad de México se calcula que existen alrededor de mil 500 personas de origen sudamericano que se dedican a esa modalidad de préstamos, que se ofrecen principalmente en mercados y en varias ocasiones han derivado en hechos de violencia.

El hecho es considerado un modus operandi más que un delito, sin embargo, como lo hicieron Perú o Colombia, o incluso la Ciudad de México, buscan vincularnos a los delitos que ya existen de usura, robo y extorsión.

La iniciativa plantea poner agravantes a los mencionados delitos y doblar las penas mediante modificaciones al Código Penal Federal y la Ley de Instituciones Financieras.

#Suave Patria

Apolíticos, los críticos ignorantes de la Cuarta Transformación

Ellos dicen que no saben nada, no citan fuentes, no dan referencias, no leen noticias, no usan redes sociales, no se dan por enterados de nada. Pero, eso sí, tienen una opinión.

Por Lucía Deblock, 2019-07-22 11:45

México.- Han sido unas diez o doce personas las que se han asumido como “apolíticos”. Estos seres han creído necesario aclarármelo antes de entrar en discusiones en las que dicen no estar interesados. Pero siempre dan su punto de vista y se toman el tiempo suficiente para explicar cómo perciben la realidad de México bajo el dominio de la 4T.

De acuerdo a mi experiencia, estas personas no son realmente apolíticas, pero consideran que esa posición, en teoría neutral, les permite lanzar sus opiniones sin que les sea requerido un análisis más profundo.

Ellos dicen que no saben nada, no citan fuentes, no dan referencias, no leen noticias, no usan redes sociales, no se dan por enterados de nada. Eso dicen. Es como si vivieran al centro de una alberca, sobre un rosado flamingo inflable y todo lo que cruzara por su mente estuviera íntimamente relacionado con la margarita de su mano derecha. Pero eso sí, a pesar de presumible su ostracismo político, tienen una opinión.

Lo anterior me parece muy interesante, pues entonces entran a la conversación ciertos temas que van decantando el falso perfil de los apolíticos, por ejemplo, los zapatos y la corbata de AMLO, o lo trágico que resulta que no hable inglés, que su secretaria renunció porque “AMLO cerró la guardería de su hijo”, que su amiga, la que trabaja en alguna institución, no tiene un lápiz para realizar su trabajo decentemente o que su primo fue despedido por la maldita austeridad republicana. Otros hablan de los programas sociales de los cuales han obtenido beneficios, de la libertad que existe en México, de la tranquilidad con la que AMLO sortea la adversidad, de que por primera vez son sujetos de crédito. Es decir, hablan desde su experiencia.

Entonces, una chaira cualquiera, que apenas puede resistir la tentación de caer abducido por las polémicas de Twitter, o que ha reclasificado a sus contactos de Facebook entre chairos y corruptos y que con cara de estupefacción lee los comentarios reaccionarios de amigos, de quienes no sospechaba tan intensas pasiones antilopezobradoristas, se debate entre responder al interlocutor apolítico y darle una lección de civilidad o cuidar la amistad, pasar un rato inmerso en cualquier cosa que no toque la política.

Tal vez lo más destacado de las dinámicas sociales en las que estamos enfrascados los mexicanos desde poco más de un año es: ¿Cómo es posible que desconociéramos la identidad política de personas con las que antes convivíamos tan íntima y civilizadamente?

Los políticos y los medios de comunicación nos mantienen en vilo con la perenne sensación de que alguna catástrofe acaba de ser evitada o está por gestarse. Se manejan como si viviéramos en un estado de crisis sistemática, tan pronto se acaba una se regenera la siguiente. Y es esa sensación de urgencia, ese manejo mediático del sobresalto lo que permite que la política invada todos los espacios en los que nos desenvolvemos los ciudadanos.

Tengo la sensación que al ganar AMLO la presidencia, los ánimos exaltados y el ferviente ritmo de los acontecimientos, propios de las campañas, se quedaron entre nosotros y pasaron a ser parte de la cotidianidad. Nosotros, los ciudadanos comunes y corrientes, estamos al tanto de lo que sucede en la esfera política, ya sea por las dosis de cinismo, por las gestas cuasi heroicas de los funcionarios o por las cantidades astronómicas que se ponen en juego. Tal vez porque el discurso que prevalece es dicotómico y simplista, pero también es eficaz porque lo entendemos todos.

Y si los políticos y los periodistas no nos motivan a involucrarnos en la discusión nacional, los comentarios de quienes nos rodean se encargan de hacerlo. Y existen casos en que incluso quienes son afines a tus creencias exigen de ti una actitud más definida y transparente, reniegan de tus críticas y te califican de algo muy sórdido si no eres absolutamente claro en tu postura. Cualquier cosa que no pase por el tamiz de lo político se reduce, se elimina. Y en cualquier ámbito buscamos el viso político.

Renegar de ello te sitúa en un oscuro lugar reservado para los apátridas e inciviles.

Tal vez antes, cuando había cierto consenso en que éramos gobernados por una banda de maleantes, pero la posibilidad de escapar de ellos era casi nula éramos más capaces de la empatía, el respeto y la sensibilidad, por eso fuimos capaces de convivir en paz los globalistas y los nacionalistas, los de derecha y los de izquierda, los fifís y los chairos y nos llevábamos más o menos bien.

Claro que hay mucho por hacer en México, cada quien seguirá luchando por sus convicciones. Tal vez sólo tengamos que ajustar la tolerancia, las formas.

No sé, piénsalo.