El integrante de la organización Guerreros Verdes, Domitilo Soto González pidió que las autoridades investiguen todas las licencias otorgadas a la obra del Oxxo construido sobre El Malecón.

Asimismo, aseguró que el negocio le pertenece a la delegada federal de la Procuraduría de Protección al Ambiente (Profepa), Maricela Ruíz Massieu, de quien dijo pagó 30 mil pesos para que la tienda siga funcionando.

“Además – dijo Soto González – este Oxxo construido sobre El Malecón no cuenta con un estudio de impacto urbano”.

En entrevista telefónica, el urbanista acusó que la obra está siendo protegida por la secretaría de Desarrollo Urbano de Acapulco, así como por las delegaciones de las dependencias federales de la Secretaría de Comunicación y Transportes (SCyT), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la propia Profepa.

Recordó que aún no se ha solicitado el cambio de uso de suelo, pues se trata de un lugar turístico y en zona federal que no está destinada para el comercio si no para las reservas ecológicas.

Dijo que la próxima semana se reunirán con los regidores en Cabildo para exigir que se investiguen estos permisos y se respete el uso de suelo; asimismo, denunció que dependencias locales y federales entregaron permisos que no corresponden al tipo de suelo ni al tipo de obra.