Chilpancingo, Guerrero.- Dueños de bares, discotecas y centros nocturnos de Chilpancingo solicitaron al alcalde Antonio Gaspar Beltrán que les permita reabrir sus negocios, cerrados desde hace tres meses por la pandemia de Covid-19, con el fin de reactivar la economía de sus familias.

La petición surge a raíz de la información que el director de gobernación municipal, Daniel Acuña Simón, dio a Bajo Palabra el viernes pasado en torno a que aun cuando el semáforo del Covid-19 cambie de color de rojo a naranja, espacios cerrados, como los bares y discotecas, continuarán con sus cortinas abajo.

En conferencia de prensa, los propietarios de estos giros comerciales aseguraron que a causa del cierre, muchos ya no cuentan con dinero para pagar la renta de sus negocios, recibos de luz, algunos de los cuales llegaron con tarifas altas pese a no hacer uso del servicio, acusaron.

Aunado a ello, dijeron, la economía de muchas familias que dependían de esta fuente de trabajo, se ha visto colapsada al ya no percibir ningún ingreso monetario.

"Entonces, queremos que nos dejen trabajar, que nos permitan abrir nuestros  el de la manera más correcta y respetuosa. Todos nuestros compañeros aquí presentes lo que quieren es trabajar", manifestó Roselia Benítez.

Sugirió a las autoridades locales les permitan reabrir sus locales cuando menos el fin de semana o durante el día y en un horario establecido, siguiendo todas las disposiciones oficiales en materia sanitaria.

Sobre esto último, Cristian Michelle Moreno Ruiz dijo que están dispuestos a tomar cursos de sanitización y practicarlos en sus establecimientos, y con ello garantizar la higiene y desinfección de estos lugares.

El viernes pasado, Acuña Simón anunció que, aun cuando el semáforo del Covid-19 cambie de color de rojo a naranja, no se permitirá la reapertura de bares, antros, cines y gimnasios, bajo el argumento de que concentran a mucha gente.