Chilpacingo, Guerrero.- El Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Guerrero, no pedirá directamente las salidas de Pedro Almazán Cervantes y Xavier Olea Peláez, titulare de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la Fiscalía General del Estado (FGE), a pesar de la situación de violencia que vive Guerrero en el tema de inseguridad durante la actual administración.

Como parte del “Dialogo con partidos políticos Pacto por la Seguridad de Guerrero”, el cual fue convocado por el titular del Ejecutivo en la entidad durante su segundo informe de gobierno, líderes y representantes del PRD se reunieron este día en Casa Guerrero. Luego del encuentro, los militantes del partido del Sol Azteca realizaron un pronunciamiento y ofrecieron una conferencia de prensa en donde destacaron que, a pesar de las críticas al gabinete de seguridad estatal, no pidieron directamente las salidas de los titulares de instituciones de seguridad en Guerrero. “No hemos pedido tajantemente el tema de la renuncia, hemos pedido al Ejecutivo que se revise el actuar y si los resultados de la fiscalía son (…) en su punto de vista, suficientes, no estaremos en contra de su permanencia pero creo que la mayor exigencia de la población, lo escuchamos a voces, es el tema de que la fiscalía no ha dado los resultados que hemos esperado”. “A la Secretaría de Seguridad Pública hemos pedido mayor coordinación y al área encargada que agilice el tema de la acreditación para las policías locales y no repetir situaciones como las que se vivieron en Zihuatanejo (donde lideres criminales operaban a la policía)”, señaló el diputado federal Ricardo Ángel Barrientos Ríos. Durante la entrevista, confirmó que uno de los temas tratados con el gobernador de Guerrero, fue el de los caídos del PRD en la actual administración por lo que reiteró la solicitud de que “se revise” el actuar de Xavier Olea Peláez al frente de la fiscalía de Guerrero. En este contexto, consideró que es necesario que haya justicia por los perredistas asesinados en Guerrero aunque también será primordial que la fiscalía garantice la impartición de justicia. Entre otros temas, los representantes del PRD indicaron que, aunque existe una posición contraria por parte del partido a nivel nacional, en Guerrero es necesaria la intervención del Ejército Mexicano para realizar las labores de seguridad. El legislador federal, indicó que las instituciones de seguridad en la entidad presentan graves fallas de debilidad, por lo que; “necesitamos respaldo y atención de ellos”. “Para nosotros creemos que han violentado mucho el tema de los derechos humanos, sólo pedimos que se garanticen que las voces de los pueblos y la ciudadanía no sean calladas”, expresó en medio de la discusión nacional por la Ley de Seguridad Interior. Durante la reunión en casa Guerrero, estuvieron presentes otros perredistas como Evodio Velázquez Aguirre quien al final del encuentro evitó participar de la conferencia de prensa luego de que ayer, nueve de las 11 corrientes al interior del PRD le dieran la espalda rumbo a sus aspiraciones para la senaduría de la república.