México.- Alejandro Rojas Díaz Durán, aspirante a la dirigencia nacional de Morena, planteó la posibilidad de posponer seis meses la elección interna del partido, prevista para julio, ante la contingencia provocada por el coronavirus Covid-19 y anunció que pedirá al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) reconsiderar su sentencia.

Luego de que el dirigente interino de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, informó que la convocatoria será emitida el 29 de marzo para realizar las asambleas municipales y estatales que no fueron llevadas a cabo en octubre y noviembre de 2019 y realizar las encuestas que se acuerden para elegir al dirigente en el Congreso del 18 y 19 de julio, informó que solicitará que le permita al partido la recalendarización y la continuidad del Comité Ejecutivo Nacional por las condiciones extraordinarias y excepcionales que vive el país y el mundo.

Señaló que la pandemia del Covid-19 podría mover el calendario electoral de 2021 y habría que considerar diferentes escenarios, incluso, posponer los procesos locales de Coahuila e Hidalgo.

El senador suplente opinó que las elecciones internas de Morena implican la realización de eventos masivos distritales y asambleas de 100 hasta 5 mil personas, lo cual es un riesgo, más cuando se avecina la fase más compleja de la pandemia.

"Llamo a la dirigencia de Morena, a nuestro presidente provisional del CEN, Alfonso Ramírez Cuellar, para reunirnos los aspirantes a presidir el partido para recalendarizar el proceso interno hasta que existan condiciones públicas para no exponer la vida ni la salud de ningún militante y ciudadano que acuda incluso a las encuestas abiertas", declaró.

Pidió valorar la posibilidad de que la encuesta abierta se realice vía electrónica mediante una aplicación y llamó a los demás aspirantes a considerar la actual circunstancia y hacer de lado los intereses personales.