Guerrero.- La señora Bedsabed Uribe, exesposa de Alejandro Tapia y madre de Rodrigo Tapia, quienes son acusados por las autoridades de justicia en Guerrero del homicidio del empresario César Zambrano, responsabilizó al fiscal del estado de lo que pueda ocurrirle a ella y a sus familiares.

Anoche, a través del noticiero “En Punto”, Bedsabed Uribe dio a conocer un video en donde se aprecia que su exesposo, Alejandro Tapia, es levantado afuera de su domicilio por un grupo de hombres armados, posteriormente su hijo Rodrigo Tapia fue levantado cuando acudía a denunciar el hecho.

De acuerdo con la familiar, los hechos ocurrieron el 4 de noviembre en la ciudad de Acapulco, Guerrero, y tres días después el Grupo de Coordinación Guerrero los presentó como probables responsables del asesinato de César Zambrano, dueño de las papelerías El Partenón.

De manera casi inmediata las autoridades de justicia en Guerrero emitieron un comunicado para informar que ya tenían conocimiento de tal video, sin embargo, un juez de control afirmó que existían los elementos para vincular a proceso a los tres detenidos por el caso del empresario.

En su cuenta de Facebook, el portavoz de seguridad en Guerrero, Roberto Álvarez Heredia, difundió dicho comunicado. En los comentarios participó la familiar de dos de los detenidos y pidió la intervención de organismos de derechos humanos nacionales e internacionales.

“Soy la exesposa de Alejandro Tapia Reyes y mamá de Rodrigo Tapia Uribe, los dos inculpados por la fiscalía general del estado de Guerrero, quienes fueron detenidos de manera ilegal, como se ve en el vídeo, fueron hombres armados los que se llevaron primero al papá de mis hijos y posteriormente a mi hijo”.

“Hago responsable al gobierno de Guerrero y al fiscal Jorge Zuriel de los Santos Barrila de lo que le pase al papá de mis hijos y a mi hijo, hoy detenidos en un penal de Guerrero, y también a mí, y exigiendo su liberación porque no se vale que los  hayan inculpado por algo que no cometieron, que se esclarezca el caso, y pido a las organizaciones nacionales e internacionales de derechos humanos que me ayuden ya que están violando todos sus derechos humanos, y pido sean acogidos bajo el protocolo de Estambul”, escribió.

Hoy autoridades de justicia en la entidad han hecho énfasis en desacreditar todos los señalamientos que apuntan a que la Fiscalía General del Estado fabricó culpables del homicidio del empresario acapulqueño.