Cuernavaca, Morelos.- Ciudadanos de Cuernavaca buscan que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) evalúe, a través del AquaRating, el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de la ciudad (SAPAC).

AquaRating es un sistema basado en un estándar internacional para la evaluación de empresas prestadoras de servicio de agua y saneamiento.

La evaluación se realiza con la medición de indicadores de gestión y la aplicación de las mejores prácticas en los diferentes procesos de las organizaciones.

El sistema fue concebido en el 2008 por el Banco Interamericano de Desarrollo y desarrollado mediante una alianza estratégica con la International Water Association (IWA) para contribuir a mejorar la eficiencia y transparencia de los servicios de agua y saneamiento.

De acuerdo con estudios elaborados por asociaciones civiles de Morelos, el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca pierde hasta 200 millones de pesos al mes por problemas técnicos y administrativos.

El organismo ha sido calificado como “la caja chica” del gobierno municipal en turno por la cantidad de dinero que ingresa a través de la prestación del servicio de agua potable y la opacidad con la que se administra ese recurso.

Roberto Salinas, codirector del Centro de Investigación Morelos Rinde Cuentas, dijo en entrevista que han conseguido que el BID acepte evaluar el desempeño del SAPAC, pero falta que la Junta de Gobierno del Organismo y el Ayuntamiento de Cuernavaca acepten la evaluación.

“A finales de 2019 el Centro de Investigación Morelos Rinde Cuentas realizó reuniones con directivos del Banco Interamericano de Desarrollo. Con ellos se encontraron coincidencias para que el sistema de Agua Potable de Cuernavaca pueda ser evaluado en el AquaRating

“Si Sapac decide evaluarse podríamos encontrar las deficiencias y hacer las correcciones necesarias para que el sistema de agua pueda funcionar de manera eficiente y dar un mejor servicio a la sociedad”, dijo.

El 5 de marzo integrantes del Centro se reunieron con la mayoría de los regidores que integran el Cabildo de la ciudad y con integrantes del BID en la que se acordó someter al organismo a la evaluación.

A la par, dijo Salinas, un grupo de vecinos de Cuernavaca han conformado el Consejo Ciudadano de Sapac, que también busca evaluar el desempeño del Sistema.

Sin embargo, aunque se acordó llevar a cabo la evaluación, hasta el momento el Ayuntamiento ni la Junta de Gobierno de SAPAC han concretado el proceso.

“Estamos en espera de la repuesta de los integrantes de la Junta de Gobierno para aceptar estas dos propuestas, evaluarse en el AquaRating del Banco Interamericano de Desarrollo y por este grupo de ciudadanos.

“Estamos a tiempo de corregir el funcionamiento del sistema de agua para que pueda ofrecer un mejor servicio y esperamos la respuesta de los funcionarios”, dijo Salinas.

Por problemas administrativos el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca pierde cada mes alrededor de 200 millones de pesos.

De acuerdo con un estudio realizado por Morelos Rinde Cuentas, el organismo operador de agua potable de la capital morelense podría utilizar esos 200 millones de pesos para mejorar la infraestructura hidráulica de la ciudad y atender las contingencias que constantemente dejan sin el servicio a decenas de colonias de la ciudad.