Cuatro regidores del municipio de Florencio Villarreal (Cruz Grande) ratificaron en el Congreso local la denuncia de revocación de mandato en contra de la presidenta, Emisel Liosol Molina González, a quien acusan de incumplir con tres meses de pago de salario, a pesar de que existe una resolución del Tribunal Electoral del Estado.

Este lunes, los regidores Irving Noé Marcial Román (PRI), María del Carmen Bahena Wences (PRI), Isidro Gatica Ríos (Partido Verde), y Crispín Molina Jijón (Partido Nueva Alianza), ratificaron su denuncia ante el secretario técnico de la Comisión Instructora, la cual está encargada de llevar el caso, y que en su momento tendrá que dictaminar la revocación o no de la alcaldesa de extracción perredista.

El regidor Marcial Román explicó que la presidenta se ha negado a conciliar el problema laboral que existe en el ayuntamiento, motivo por el cual consideraron necesario resolverlo a través de medidas legales.

Detalló que desde octubre pasado los cuatro regidores interpusieron una demanda ante el Tribunal Electoral del Estado en la que especifican la falta de pago de salarios. El 1º de diciembre, el órgano jurisdiccional resolvió en favor de los inconformes y ordenó que se hiciera efectivo el pago, lo cual no ha sucedido.

“Como representante de la ley, o administradora del municipio, una de sus principales funciones es hacer valer la ley, y en este caso ella está desacatando una orden; está haciendo caso omiso, nosotros lo único que estamos haciendo es darle seguimiento”, señaló.

Añadió que antes de recurrir a las instancias legales intentaron conciliar el conflicto mediante el diálogo, pero “no se puede platicar con la presidenta”; dijo que solicitaron la intervención de la Comisión de Asuntos Políticos y Gobernación como mediadora, pero no dio resultados.

“Es una Comisión más conciliadora, no la pueden obligar, pero nosotros queríamos que se sentara a platicar, que hubiera un mediador, porque con ella no se puede platicar, que se llegara a un acuerdo, y avanzáramos. Se le llamó a través de la Comisión; nunca hizo caso, la Comisión se deslindó de toda responsabilidad y nunca hubo solución”, apuntó.

Dijo que la alcaldesa argumenta falta de recursos para el pago de salarios conforme a la ley, y afirmó que no ha dado informes de las acciones del ayuntamiento al Cabildo, ni ha entregado reportes financieros, al grado de que los regidores tienen que trasladarse a Chilpancingo para hacer solicitudes de información en las áreas de transparencia correspondientes.

“Nosotros no sabemos cómo se está manejando el presupuesto, es la fecha que no hemos firmado ninguna Ley de Egresos, nosotros no sabemos en qué se está gastando el dinero, qué se está haciendo con el recurso; no tenemos información de nada”, denunció.

De acuerdo con declaraciones del presidente de la Comisión Instructora, el diputado Iván Pachuca Domínguez, una vez que se ratifique la denuncia, la presidenta Emisel Liosol Molina González, será llamada a comparecer.