Acapulco, Guerrero.- Integrantes de la familia desaparecida y asesinada en Acapulco exigieron respeto a la presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo, tras las declaraciones donde incriminaba a algunas personas.

En un comunicado, los familiares exigieron respeto y no hacer declaraciones al aire, porque la Fiscalía había mantenido hermetismo en este caso.

"Los familiares de las víctimas estamos de luto y tenemos en nuestro corazón un dolor profundo por todo lo sucedido. Rechazamos totalmente las declaraciones de la alcaldesa Román Ocampo al vincular a miembros de nuestra familia (víctimas asesinadas) con el crimen organizado".

"Confiamos en que nuestros familiares eran personas honestas, trabajadoras y estudiantes que se dirigían de manera recta cada día, además de ser niños inocentes", se lee en el comunicado que hicieron llegar a los medios.

Exigieron justicia y condenaron estos lamentable hechos de violencia.