París.-  En la sexta jornada de protestas, la movilización de los denominados “chalecos amarillos” para exigir un mayor poder adquisitivo cayó fuertemente en número de participantes hoy sábado en toda Francia.

De acuerdo con un balance oficial provisional hecho público en la tarde local, alrededor de 23 mil 800 personas participaron en las concentraciones organizadas en todo el país, 12 mil menos que el sábado anterior y alrededor de 200 mil menos que a mediados de noviembre.

Las manifestaciones se notaron sobre todo en París y su región, particularmente en la localidad de Versalles, afueras de esta capital, así como en las fronteras de Francia con otros países europeos, en las que los inconformes organizaron bloqueos.

Los bloqueos comenzaron desde la noche pasada en numerosas carreteras de toda Francia con el saldo de una persona que murió en un accidente a la altura de una barrera instalada en las afueras de la ciudad de Perpignan, sur.

Se trata de la décima persona que fallece desde el inicio del movimiento el pasado 17 de noviembre.

Durante la jornada de hoy fue detenido en París uno de los líderes del movimiento, Eric Drouet, quien fue acusado de “portar un arma prohibida” y de “asociación ilícita”.

En París alrededor de dos mil personas se manifestaron por sus calles, por primera vez en el turístico enclave de la basílica del Sagrado Corazón, en Montmartre, norte.

En la Avenida de los Campos Elíseos grupos de manifestantes radicales se enfrentaron a la policía que respondió con gases lacrimógenos.

Según un balance provisional del Ministerio del Interior, un total de 109 personas fueron detenidas en los enfrentamientos.

Este sábado más de mil 200 granaderos fueron desplegados en esta capital, muchos menos que el sábado pasado cuando ocho mil agentes entre granaderos, policías y gendarmes fueron movilizados.

Notimex