Notimex.- El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció este sábado que su gobierno trabaja en un plan para aliviar el impacto que el alza del precio del pasaje del Metro tiene en “los sectores más vulnerables” y en la clase media, tras una ola de protestas sociales.

"Hemos puesto ya en marcha un plan, porque estamos muy conscientes de que hay muchos chilenos que tienen muchas dificultades económicas”, aseguró el mandatario, quien la noche del viernes decretó un estado de emergencia ante los disturbios en la Región Metropolitana.

“Estamos viviendo tiempos difíciles y por esa razón estamos elaborando un plan que nos va a permitir mitigar el impacto que el alza en el precio del pasaje del Metro ha tenido y va tener en los sectores más vulnerables y en la clase media necesitada", subrayó, luego de reunirse con el Comité de Ministros, informó el periódico El Mercurio.

Tras señalar que "es tiempo de definiciones”, llamó a los chilenos a definirse de qué lado están: “del lado de la violencia, de la delincuencia, del vandalismo o del lado de la democracia, la paz, el orden público y los ciudadanos”.

El mandatario aseguró que su gobierno tiene clara esa definición. “Estamos con la democracia, la paz, el orden público y con la protección de los derechos de los ciudadanos".

Luego se refirió a las protestas en contra del alza en la tarifa del boleto del Metro, y consideró que "los actos de vandalismo, violencia y delincuencia que observamos en los últimos días son absolutamente condenables y totalmente inaceptables”.

“Como gobierno tenemos muy claro, y yo como presidente también, que nuestra principal responsabilidad y deber es resguardar el orden público, asegurar la tranquilidad ciudadana y defender el Estado de derecho", afirmó Piñera.

Acusó que detrás de los disturbios registrados en las últimas horas, hay ciertas fuerzas políticas que “apoyan el vandalismo y no se hacen cargo de las consecuencias”.

El mandatario se reunió este sábado en La Moneda con los ministros del Interior, Andrés Chadwick; de Transporte, Gloria Hutt; y de Defensa, Alberto Espina.

El presidente Piñera decretó la noche del viernes Estado de Emergencia en las provincias de Santiago y Chacabuco, y en las comunas de Puente Alto y San Bernardo, debido a la ola de protestas contra el alza en las tarifas del boleto del Metro.

Distintos sectores de la población convocaron a través de redes sociales a no pagar el pasaje a la hora de usar el Metro, cuyo costo fue incrementado de 800 a 830 pesos chilenos (de 1.13 a 1.17 dólares), con el argumento de que aumentó el valor del dólar y del petróleo.

Según cifras oficiales, las protestas dejaron hasta la mañana de este sábado unos 167 heridos, 308 personas detenidas, 41 estaciones de Metro vandalizadas y 49 vehículos de la policía con daños.