México.- Lorena Piñón Rivera, ahora excandidata a la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), responsabilizó a Ivonne Ortega de la revocación de su candidatura, apoyada desde la cúpula del partido.

Acusó que “anoche recibí una llamada donde me decían que habría un albazo el día de hoy, donde amagó la señora Ivonne Ortega porque quería ser la única mujer en este proceso. Le hago un llamado: no tiene por qué hacer esto”.

Advirtió que el lunes acudirá al Tribunal Electoral federal para defender su candidatura y su afiliación al tricolor, luego de que este viernes la Comisión Nacional de Justicia Partidaria canceló su candidatura y además la expulsó de este instituto político.

En conferencia de prensa, Piñón Rivera aseguró que con este “albazo” en su contra “muere la imparcialidad en este partido” y consideró que “a toda luces se trata de un acto de violencia política de género”.

“Acudiré a las instancias correspondientes, como es al Tribunal federal electoral para defender mi derecho y mi militancia priista. Es una injustica el comunicado del PRI”, sostuvo. "Me voy a ir a la última instancia correspondiente en tribunales y les voy a ganar y apareceré en la boleta”, insistió.

Lorena Piñón opinó que la cúpula priista está atrás de Ivonne Ortega, también aspirante a la presidencia del PRI, al tiempo que acusó al titular de la Comisión Nacional de Justica Partidaria, Fernando Elías Calles, de haber sido impuesto en 2015 por Manlio Fabio Beltrones.

“Les pido que suelten la cúpula, que nos dejen a los militantes de a pie proceder y participar en este proceso. La única que viene de la cúpula y que es beneficiada con esta resolución es la señora Ivonne Ortega”, reiteró.

Sobre su expulsión consideró que no hay razón para ello; “deberían de expulsar a toda esa gente que ha llevado a la debacle al PRI. A todos los delincuentes y corruptos y no lo hacen".

"Yo voy a defender mis derechos como militante para aparecer en esa boleta y el 11 de agosto nos vamos a ver en la elección", advirtió.