Por: Anayeli García Martínez

Ciudad de México, (Cimacnoticias).- Con una inversión de dos millones 498 mil 329 pesos para comprar 31 mil 600 silbatos –entre otras medidas para prevenir el acoso sexual en el transporte público– el Gobierno de la Ciudad de la Ciudad de México aseguró que logró 202.3 millones de viajes seguros en seis sistemas de transporte público.

De acuerdo con el informe de la “Estrategia 30-100 contra la violencia hacia las Mujeres en el Transporte y Espacios Públicos” desde que se lanzaron estas medidas, el 25 de abril, hasta julio de este año se reforzaron o mejoraron acciones para garantizar la seguridad de las mujeres que, cabe decir, ya existían desde años atrás.

En el caso del silbato “Vive Segura”, que tuvo un costo de 70 pesos por pieza, se anunció como una herramienta preventiva y disuasiva para generar ruido a la hora de pitar y así alertar a los policías y a la comunidad en general, de situaciones donde las mujeres estuvieran en riesgo o frente a una amenaza.

De acuerdo con información de la Secretaría de Gobierno de la Ciudad de México, hasta agosto de 2016 se habían comprado 31 mil 600 silbatos de la marca Fox 40 pearl, cada pieza con un valor de 70 pesos aunque se adquirieron tres paquetes y los que se compraron en julio tuvieron un costo de 63 pesos.

La compra de los tres paquetes de silbatos, uno de 9 mil 600 unidades, otro de 7 mil y uno más de 15 mil, se hizo a la empresa Corporación Mexicana de Impresión, S. A. de C. V, una paraestatal del Gobierno capitalino que ofrece servicios de impresión, holografía y troquelado, es decir de estampado o creación de imágenes.

Del 30 de mayo en que se anunció esta medida y hasta el 5 de agosto, el silbato –de color rosa, con la leyenda impresa “Vive Segura” y con un cordón– fue distribuido a usuarias en los diferentes sistemas de transporte, principalmente en el Sistema de Transporte Colectivo Metro (SCM).

En total se han entregado 39 mil 313 silbatos a diferentes dependencias del Gobierno de la CDMX, de ellos, 25 mil 851 se distribuyeron a usuarias de transporte público.

Las estadísticas del Gobierno capitalino y del Instituto de las Mujeres local, señalan que del total de silbatos entregados en el STC Metro, 95 por ciento los recibieron mujeres y 5 por ciento hombres, en particular 32.3 por ciento de las capitalinas que lo recibieron tenían entre 40 y 54 años de edad.

Además, 57 por ciento de la población que recibió esta herramienta por parte del STC-Metro radica en la Ciudad de México y 38.1 por ciento reside en el Estado de México; mientras que el resto era de otra entidad o no proporcionó la información.

En el informe de resultados que se presentó a 121 días del lanzamiento de la Estrategia, se informó que en abril se presentaron 30 averiguaciones previas por el delito de abuso sexual, en mayo aumentaron a 47, en junio bajaron a 20 y en julio hubo un repunte a 25, según la Procuraduría General de Justicia capitalina.

Significa que con todo y las estrategias anti-acoso se presentaron menos denuncias aunque de acuerdo con las estadísticas oficiales, en el mismo periodo de enero a julio de 2015 se presentaron 93 averiguaciones previas mientras que de enero a julio de 2016 fueron 176.