México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó este lunes que espera que esta semana se resuelva en definitiva el caso de desabasto de combustibles en la zona metropolitana de Guadalajara, Jalisco.

También informó que con el plan antihuachicol o contra el robo de combustible, ha disminuido en un 65% la ordeña de gasolina.

En su conferencia de prensa matutina de este lunes, López Obrador señaló que esto significa un ahorro de cinco mil millones de pesos en general.

Por otro lado, reconoció que se han incrementado los gastos de vigilancia de los ductos de Pemex y de distribución del combustible.

En una tabla que el presidente compartió esta mañana puede apreciarse cómo el robo de combustible disminuyó considerablemente a partir del 21 de diciembre.

El mandatario dijo que en Jalisco es el ducto Salamanca-Guadalajara el que abastece y en donde se reforzó la vigilancia.

“El informe de hoy es que se tiene combustible suficiente, falta la distribución pero ya en las terminales de Jalisco hay gasolinas, falta la distribución a las gasolineras, pero ya se va a hacer esta semana”, dijo.

Indicó que en la lucha contra el robo de combustibles están “avanzando bien” y ya se está regularizando el abasto. Dijo que ya se logró la normalidad en el Estado de México y Ciudad de México. Además señaló que están atendiendo el abasto en Monterrey, Nuevo León y van resolviendo el problema en Guanajuato, Querétaro y Michoacán.

“En el resto del país, afortunadamente, no se nos ha presentado un problema de desabasto”.

Desde los primeros días de enero de este año se registró desbasto de combustibles, derivado del plan contra el robo de combustibles que emprendió el Gobierno federal, que consiste en un cambio en la logística de Petróleos Mexicanos (Pemex), que incluye el cierre de ductos y la distribución mediante auto-tanques y la vigilancia de los ductos por elementos del Ejército, Marina y Policía Federal.