Guerrero.- En el Congreso local se propuso adicionar un artículo del Código Penal para tipificado como delito ambiental con penas de hasta dos años de cárcel la venta, distribución, comercialización y el otorgamiento de bolsas de plástico desechable para el acarreo de productos, envases de unicel en la venta y entrega de alimentos así como popotes de plástico, además la suspensión temporal de la licencia cuando se trate de una empresa, la que incurra en dicho delito.

La iniciativa fue presentada en la sesión de este martes por el diputado de Morena, Moisés Reyes Sandoval quien recordó que el dos de abril de este año, se aprobó el decreto 220 por el que se adiciona el artículo 49 bis a la Ley de Aprovechamiento y Gestión Integral de los Residuos del Estado de Guerrero.

Con dicho decreto se prohíbe a los establecimientos industriales, comerciales y de servicios en los municipios del estado proporcionar a los consumidores, a título gratuito u oneroso, cualquier tipo de bolsa de plástico desechable para el acarreo de productos; proporcionar envases de poliestireno expandido (unicel) en la venta y entrega de alimentos y usar, entregar o vender popotes de plástico.

Precisó que en la prohibición, se excluyen los popotes que se empleen en hospitales o por cuestiones médicas, siempre y cuando sean de material biodegradable. Asimismo, no aplica en casos donde se empleen por razones de higiene o conservación de alimentos.

“Las cifras de Greenpeace México revelan que en el país son utilizadas 650 bolsas de plástico al año en promedio por persona, con una vida útil de 12 minutos; estamos atentando con nuestra propia vida y especie, y hasta el momento no se ha reaccionado jurídicamente con penas y medidas urgentes que frenen este flagelo que va en contra de la propia existencia humana y su salud”, dijo,

Reyes Sandoval dijo que se busca poner orden al establecer reglas de control y saneamiento y propuso adicionar el artículo 362 Bis al Código Penal de Guerrero para que se considere como delito contra el ambiente a toda persona que venda, distribuya, comercie y proporcione bolsas de plástico desechable para el acarreo de productos; envases de poliestireno expandido en la venta y entrega de alimentos; y, popotes de plástico y a quien se le impondrá de uno a dos años de prisión.

Se precisa que cuando el delito sea cometido bajo el amparo o a beneficio de una persona moral, a ésta se le impondrá la consecuencia jurídica consistente en la suspensión temporal de su licencia de funcionamiento hasta por tres años, independientemente de la responsabilidad en que hayan incurrido las personas físicas por el delito cometido.

Además las penas previstas en este artículo se aumentarán en una mitad cuando el delito se cometa por un servidor público con el dinero del erario y en oficinas gubernamentales, así como la destitución inmediata del cargo y las sanciones previstas en las leyes correspondientes.