México.- La comercialización de bolsas para depositar basura sí quedaron permitidas en la Ciudad de México, siempre y cuando estén elaboradas por lo menos con 50 por ciento de material reciclado y garanticen ser reciclables en su totalidad.

Además, deberán fabricarse en tres diferentes colores: verde, gris y anaranjado, según el tipo de residuos que contengan, de acuerdo con el reglamento para la prohibición de la comercialización, distribución y entrega de bolsas plásticas desechables que entró en vigor el 1 de enero.

"Se excluyen de la prohibición referida en el artículo 25 de la ley (…) Por higiene para el manejo de residuos, siempre y cuando contengan por lo menos un 50% de material reciclado post-consumo y garanticen ser reciclables en un 100%", señala el Decreto por el que se reforman, adicionan y derogan diversos artículos del Reglamento de la Ley de Residuos Sólidos del Distrito Federal.

De acuerdo con el documento publicado en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México el 2 de enero, en caso de se que utilicen las bolsas de basura recicladas para colectar residuos orgánicos, éstos no podrán entregarse con todo y bolsa al recolector, ya que el plástico se debe disponer con los residuos inorgánicos, indica el Artículo 32 Bis.

Según el Artículo 35 Ter, las bolsas para el manejo de residuos deberán ser de color verde para colectar residuos orgánicos, gris para residuos inorgánicos reciclables y anaranjado para los residuos inorgánicos no reciclables.

Además, quedaron excluidas de la ley las bolsas que por motivos de inocuidad, salud, salubridad y sanidad "prevengan el desperdicio de alimentos, uso médico y seguridad de otros productos, siempre y cuando, no tengan una alternativa tecnológicamente viable".

Se excluye la prohibición para la entrega de bolsa en la comercialización de cárnicos, pollo o alimentos finales como la bolsa que ponen en los platos para la venta de comida como tacos. No obstante, ayer la titular de la Secretaría de Medio Ambiente capitalina, Marina Robles, dijo que aunque en ese caso no está prohibido es cuestión de voluntad el reducir el uso de bolsas.

"Tú podrías argumentar que tu taco es un producto y necesitas la bolsa. Esta lógica en donde cada uno de nosotros muestra resistencia a generar una solución distinta a lo desechable, la tenemos que combatir diciendo: no generemos ni usemos bolsas desechables.

"¿Qué tenemos que hacer para eso? ¿Lavar platos? Lavemos platos. ¿Qué tenemos qué hacer? ¿Lavar los botes de basura para que no utilicemos bolsa para entregarla? Lavemos los botes de basura, de verdad que a todos nos va a dar muchísimo más beneficio pensando en salud", afirmó.