México.- Las playas Manzanillo y Hornos, ubicadas en Acapulco, Guerrero, ya son consideradas aptas para uso recreativo, informó la Secretaría de Salud, a través de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris).

Dichas playas, que se encontraban clasificadas como no aptas para su uso recreativo, ya cumplen con los niveles de seguridad establecidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los cuales tienen como límite 200 NMP por cada 100 mililitros.

De acuerdo con un comunicado, el pasado 25 de julio se realizó el monitoreo extraordinario del agua de mar en estas dos playas, el cual arrojó en Manzanillo valores de 74 enterococos NMP por cada 100 mililitros de agua, mientras que en Hornos fue de 148.

Además, con el análisis de laboratorio más reciente realizado por la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Guerrero (COPRISEG), se determinó que de las 273 playas monitoreadas en los 17 estados costeros del país, 272 se encuentran aptas para el uso recreativo en este periodo vacacional.

Mientras que la Playa Suave, ubicada el mismo municipio, continúa en su clasificación como no apta para uso recreativo, ya que rebasa el límite utilizado por Cofepris con base en lo establecido por la OMS.