México.- El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, consideró que el pueblo de Xaltianguis, Acapulco, debe tomar determinaciones con respecto a la presencia de grupos antagónicos que han ocasionado una serie de eventos de violencia.

Entrevistado en Chilpancingo, el mandatario recordó que en esa localidad fue detenido por pobladores el actual secretario de Seguridad Pública estatal, David Portillo Menchaca, cuando intentaba realizar una detención.

"Xaltianguis tiene que tomar decisiones porque hay que recordar que el propio David Portillo, que fue a hacer una detención, fue detenido por pobladores".

"El pueblo debe tener un juicio más puntual y efectivamente qué tanto le ha servido, qué tanto le ha beneficiado esta confrontación entre dos grupos que han generado grandes conflictos ahí", señaló el mandatario.

Entre otros temas afirmó no tener conocimiento del intento de un grupo armado, relacionado con la Policía Comunitaria de la sierra, para ingresar a la capital de Guerrero por el corredor de Ocotito.

Ayer en la tarde, el obispo de la diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, manifestó que el Frente Unido de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero no ha logrado ingresar a la capital por la zona norte y ante ello han abierto una línea desde Xaltianguis hasta Tierra Colorada para intentar ingresar por la zona sur de Chilpancingo.

"No tenemos información de eso, yo creo que el caso de Xaltianguis motivó a esos comunitarios. El tema de Xaltianguis está muy comentado, hay por supuesto las previsiones correspondientes por parte de las instituciones de la Coordinación Estatal", puntualizó Astudillo Flores.