Guerrero.- Un grupo mayor a cien pobladores de Cruz Grande, protestaron afuera del centro de salud, que el día de hoy se echaría a andar por parte de autoridades estatales; impidieron la entrada al lugar, al gobernador Héctor Astudillo Flores.

Antes del mediodía, habitantes de Cruz Grande se concentraron afuera de la obra, que el día de hoy sería echada a andar por el gobernador Héctor Astudillo Flores, reclamando que querían un hospital y no un centro de salud.

En un video, difundido en redes sociales, se aprecia el momento en el que los pobladores impiden la entrada al titular del Poder Ejecutivo, quien ofrece a los manifestantes una mesa de diálogo, la cual no se concretó.

Al darse la vuelta, uno de los grupos de manifestantes, arrojó agua al Gobernador y personal que lo cuidaba, incluso una botella pasó cerca del mandatario.

Astudillo Flores salió de la zona entre gritos y reclamos por parte del grupo de pobladores de esa zona en la región Costa Chica.

A mediodía, la directora de Comunicación Social del Gobierno Estatal, Erika Lührs Cortés, acusó a la manifestación de "estar ligados a intereses políticos" por lo que no se pudo echar a andar la obra.

En la presentación a mediodía del Consejo Estatal de Salud, el gobernador Héctor Astudillo Flores no estuvo presente, sin que se conocieran los motivos.