México.- Antes de que ocurriera la explosión en un ducto de Pemex en Tlalhuelilpan, Hidalgo, pobladores estaban en las inmediaciones para recolectar el combustible que se fugaba de la toma clandestina.

En redes sociales circula un video en el que se observa que el combustible brotaba en grandes cantidades de la toma clandestina.

Al respecto, el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, dijo que la toma clandestina ya estaba asegurada por personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) y del Ejército, pero que desconoce cómo lo pobladores lograron ingresar al lugar.

Alrededor de mil personas estaban en el lugar recogiendo el combustible con recipientes de plástico cuando explotó la toma clandestina, por lo que el gobernador aseguró que hay muchas personas quemadas, aunque no dijo una cifra exacta o si hay personas muertas.