México.-Ciudadanos de la colonia Santa Cecilia, en Puebla, se despertaron este lunes y se encontraron con una imagen aterradora.

Tirados en los terrenos baldíos de la zona, a escasos metros unos de otros, había al menos 53 perros sin vida. Los animales murieron tras ingerir vísceras de pollo que estarían envenenadas.

“Vecinos de San Miguel Canoa reportaron que este lunes amanecieron más de 50 perros muertos en la colonia Santa Cecilia, presuntamente por comer piezas de pollo envenenado, y aseguran que es la tercera vez que sucede", escribió en Twitter el usuario @RedLopezDiaz.

Según denunciaron a través de redes sociales los pobladores de Santa Cecilia, colonia perteneciente a la junta auxiliar de San Miguel Canoa, el pollo intoxicado fue arrojado presuntamente por un vendedor de carne. Y con esta, ya son tres las veces que el sujeto ha envenenado a los animales que viven en la zona. La primera vez, dijeron, asesinó a unos 20 perros con los desechos; y la segunda, a unos 30.

Tal y como explicaron los vecinos al diario Milenio, no todos los perros que ingirieron la carne eran callejeros. Uno de ellos era la mascota de Juana Sánchez, que contó cómo se levantó el lunes y encontró muerto a su “compañero de vida”.

"Siempre lo tenía amarrado, ya se había salvado en otras ocasiones de comer este tipo de pollo, pero me dijeron mi yerno e hija que lo soltara para que estuviera un rato libre, y al otro día lo encontré tirado a un lado de los adornos navideños que aún conservo”, contó Juana Sánchez al medio mexicano.

Aunque el departamento de Control Animal del Ayuntamiento de Puebla ya investiga los hechos, aún desconocen si, como apuntan los vecinos, el autor es un vendedor de pollo que actúa de forma deliberada. Los habitantes de la colonia, por su parte, lanzaron una petición a las autoridades para que retiren a los animales muertos y evitar así un problema de salud pública.

“Amanecimos con la noticia de que van más de 50 perros envenenados, pero pedimos el apoyo de las autoridades, porque esto nos afecta debido a que con el aire vuelan todos esos virus que nos ponen en riesgo, viviendo en un foco de infección (...) El señor que vende pollo viene y al aire libre tira estos desechos. Ya es la tercera vez", explicó a Milenio otra de las vecinas.

Las impactantes imágenes subidas a redes sociales muestran el cuerpo de algunos animales hinchados por el veneno. En los videos se ve cómo los cadáveres se esparcen sobre la tierra.

La matanza de los animales llega una semana después de que una jauría atacara a una mujer en la colonia Santa Lucía, cuando se dirigía alrededor de las cinco de la mañana hacia su trabajo. Los animales le perforaron el pulmón y le mordieron gravemente en el cuerpo, pero la víctima pudo salvarse gracias a la ayuda de un vecino que intervino para espantar a los perros. Después, fue trasladada al Hospital de Ortopedia del sector Salud, según informaron medios locales.

A pesar de ello, el hecho no guardaría relación con el envenenamiento masivo de canes en Santa Cecilia. No obstante, desde hace algunos meses, los ciudadanos de San Miguel Canoa han pedido a las autoridades que emprendan campañas de concienciación y esterilización para detener la superpoblación de perros callejeros que habitan en la calle, existiendo incluso peticiones en change.org.