Chilpancingo, Guerrero.- Solicitar a la Secretaría de Salud del estado, una declaratoria de emergencia en salud pública en Chilpancingo, ante la contaminación que se ha generado en la capital a causa del basurero a cielo abierto y la acumulación de desechos en la ciudad, fue uno de los acuerdos a los que llegaron durante el foro La basura: responsabilidad de todos.

En el foro se dieron cita por lo menos 300 personas, quienes criticaron las pocas acciones que ha emprendido el gobierno municipal que encabeza el priista Marco Antonio Leyva Mena, ante el problema de la basura.

El foro fue convocado por la organización Levantemos Chilpancingo y se llevó a cabo en las instalaciones del Instituto Tecnológico (ITCH), donde se desarrollaron tres mesas de trabajo: cultura ambiental, legislación y responsabilidad compartida en el manejo de la basura, y propuestas.

Consultado al concluir dicho foro, el presidente de la organización Levantemos Chilpancingo, Francisco Osorio Flores, dijo que el principal punto en el que coincidieron las tres mesas de trabajo, es solicitarle a la Secretaría de Salud, declaré de manera oficial una declaratoria de emergencia en salud pública.

Ante la contaminación que se ha generado debido al mal manejo de los residuos en el basurero a cielo abierto, el cual ya rebasó su capacidad.

“Se dieron resultados en las tres mesas que se instalaron, muchas propuestas ciudadanas, mucha opinión, el enfoque más relevante y que fue a lo que se concluyó fue el solicitar a la Secretaría de Salud que se emita una declaratoria de emergencia en salud pública de manera oficial”.

Osorio Flores, dijo que se acordó que dicho foro será de manera permanente, y se iniciará un programa en cultura ambiental dirigido principalmente en las escuelas.

En dicho foro criticaron las pocas acciones que ha puesto en marcha el Ayuntamiento ante el problema de la basura.

El presidente del barrio de San Antonio, Francisco Ramírez, crítico que el Ayuntamiento pretende solucionar el problema con la colocación de tambos en las calles, lo cual dijo no soluciona nada.

Pues hasta el momento continua la acumulación de basura en las calles, y las jardineras de los barrios tradiciones se han convertido en contenedores de desechos.

Una mujer, denunció que en la zona que vive desde hace meses el cambión recolector de la basura, y lo que genera que algunos vecinos la arrojen a lotes baldíos creando basureros clandestinos.

Un estudiante de la Universidad Autónoma de Guerrero (Uagro) dijo que el problema de la basura en Chilpancingo, también es responsabilidad de los ciudadanos, pues no existe la cultura de reciclar.

Se acordó que, en el barrio de San Mateo y San Antonio, implementarán un programa piloto para el reciclaje de la basura.