Tabasco.- De manera paulatina y con 50 por ciento del personal, el Poder Judicial de Tabasco informa que reiniciará actividades el 1 de junio, y empezarán a correr los plazos y términos procesales suspendidos desde el 20 de marzo pasado, con motivo de la pandemia originada por el virus SARS-CoV2 (Covid-19), pero el acceso a las instalaciones estará restringido.

En un comunicado, el Tribunal Superior de Justicia y el Consejo de la Judicatura informan que las personas vulnerables mayores de 60 años embarazadas o en puerperio y quienes registren comorbilidades seguirán laborarán en sus hogares para evitar mayores contagios del virus.

Puntualizan que se mantendrá el confinamiento obligatorio para quienes tienen diagnóstico de hipertensión arterial, diabetes mellitus, enfermedad cardiaca o pulmonar crónicas, inmunosupresión (adquirida o provocada), insuficiencia renal o hepática, independientemente de si su actividad laboral se considera esencial. Esta determinación regirá hasta que las autoridades sanitarias autoricen el libre tránsito.

También señala que únicamente podrán ingresar a los juzgados quienes deban hacerlo o haya sido citados, pero acudirán sin acompañantes. En el caso de las oficinas de Consignaciones y Pagos reanudarán actividades normalmente con todas las medidas sanitarias previstas con anterioridad.

El Centro de Convivencia Familiar permanecerá cerrado para evitar contagios de menores. Las convivencias de padres e hijos se efectuarán con el apoyo de tecnologías de la información por medio de videoconferencias o llamadas telefónicas, como ha sucedido hasta el momento.

Poco después de que el gobierno de Tabasco diera conocer los lineamientos para la nueva normalidad en la administración pública --bajo el sistema de semáforo por regiones, de acuerdo al riesgo epidemiológico--, la secretaria general del Consejo de la Judicatura, Lilí del Rosario Hernández Hernández, informó que se mantiene la obligatoriedad, en todos los escenarios, del uso del cubrebocas, desinfección periódica y procurar la sana distancia.

Para evitar aglomeraciones, se procederá a agendar vía telefónica la recepción de nuevos juicios en materia civil y familiar --únicamente cuatro por turno en juzgados, y no más de dos por abogado promovente--, mientras que las audiencias en materia penal se continuarán desahogando por citas, como ocurre tradicionalmente.

El número telefónico al que deberán comunicarse para agendar la presentación de juicios civiles o familiares es 99 33 58 20 00, extensión 4743, y en caso de agendar citas para el Centro de Conciliación es el mismo número, 99 33 58 20 00, con la extensión 4749.

Las audiencias se reprogramarán paulatinamente para preservar la salud de quienes acuden a los juzgados, al evitar hacinamiento, indicó la ex jueza de oralidad mercantil.