EU, EFE.-Scott Morrison, el primer ministro australiano, ha alertado de que es posible que haya un conflicto armado entre China y Estados Unidos. La razón aportada es la creciente tensión entre ambas potencias como resultado de las competencias económicas y las próximas elecciones en el país americano.

Si bien Morrison considera que "antes esto era inconcebible y no se consideraba posible en ningún caso", las cosas han dado un giro y "ya no estamos en ese contexto ahora mismo, obviamente ha habido un cambio", según declaraciones recogidas en el Daily Mail.

Kevin Rudd, el anterior primer ministro cuya opinión sobre la posible guerra subraya ahora Morrison, califica la situación entre Estados Unidos y China como un "peligroso cóctel político y estratégico". Los dos candidatos a la presidencia estadounidense, Donald Trump y Joe Biden, se han embaucado en "una carrera por ver quién es más crítico con China" solamente por ganar votos, en opinión de Rudd.

Por otra parte, el conflicto militar que terminó con 20 soldados muertos en la frontera del Himalaya entre dicho país asiático e India aumenta las tensiones. El primer ministro australiano llamó a la serenidad recordando que "China y EU tienen una responsabilidad especial de respetar un conjunto de reglas comunes que construyan una sociedad internacional".

Por último, Morrison criticó la "coerción económica china" con Australia respecto a la cebada y carne del país oceánico. El primer ministro pidió a China que "mejore la estabilidad regional y global" en lugar de centrarse en un "interés estrecho, nacional o aspiracional".