El secretario de Salud de Guerrero, Carlos de la Peña Pintos reconoció que la veda de moluscos que se decretó la semana pasada en la región de Acapulco podría extenderse si así lo sugirieran los estudios que actualmente se realizan en la bahía.

“Hay que entender que es un fenómeno natural que se presenta, no tiene un límite temporal. De acuerdo a las cifras históricas que tenemos se va intentar hacer un cálculo matemático en el fondo del mar para hacer más o menos algunas conclusiones de la periodicidad”, explicó.

En un evento realizado en Acapulco con motivo del Día Nacional del Cáncer Infantil, el funcionario estatal recordó que los resultados del estudio dependen de variables como la temperatura del agua y la intensidad del sol.

Dijo que el último reporte que tiene es del día viernes, cuando los niveles de saxitoxina eran de 250 microgramos por cada 100 gramos de moluscos.

La saxitoxina es la neurotoxina paralizante más conocida dentro de las producidas por varias especies de microalgas dinoflageladas; la saxitoxina que producen las algas se acumula en otros organismos marinos, principalmente moluscos bivalvos, pero también cangrejos e incluso gasterópodos y peces comedores de plancton.

“Quiero dejarles algo muy claro, que la saxitoxina se producen a consecuencia de la proliferación de microalgas, y estas producen una toxina que es paralizante y genera diferentes síntomas, desde hormigueos en las manos, dolor abdominal, nauseas, vómitos, mareos o puede llegar incluso al parálisis de los músculos respiratorios que pueden llevar a la persona a la muerte”, advirtió.

Destacó que hasta la fecha no se ha registrado ningún caso de intoxicación por consumo de moluscos, y aseguró que los hospitales están listos para cualquier situación que se pudiera presentar.

Asimismo, dijo que continúan vigilándose mercados y restaurantes, en coordinación con la dirección de Salud municipal. Si bien se han realizado decomisos “mínimos”, dijo, aún no existen mayores sanciones.

Respecto al zika, dijo que no ha habido más casos además del anunciado la semana pasada, de una mujer que se enfermó del virus en Acapulco. Sin embargo, la Dirección General de Epidemiología confirmó este lunes, a través de un comunicado, que ya se han detectado dos casos en la entidad.

El funcionario municipal dijo que hasta la fecha sólo se tienen registrados 220 casos de dengue - 100 de dengue hemorrágico y 120 del clásico – además de cuatro casos de chikungunya.

Sobre los retrasos en la construcción de las nuevas instalaciones del Instituto Estatal de Cancerología, De la Peña Pintos dijo que existen problemas administrativos que están pendientes por resolver.

“El estado de Guerrero requiere de un instituto completamente construido y con todos los avances tecnológicos; por el momento  existen conflictos jurídicos, hay demandas y laudos, una serie de problemas que se tienen que resolver y que en ese proceso estamos  de poderle dar una solución a los problemas”, explicó.