#Trendy

Podrías padecer Parafrenia confabulatoria y nunca saberlo

Es una alteración o falseamiento de los recuerdos, sumado a confabulaciones e historias extrañas. Ocurre entre los 40 y 60 años.

Por Redacción, 2018-06-14 00:35

Agencia Sinc.- Seguro que alguna vez has llegado a tener el presentimiento de que algo oscuro y perverso está ocurriendo con alguien cercano a ti. De pronto, un hecho límite, algo inesperado, te da la certeza de que esa persona que tú creías conocer oculta una personalidad perversa, y esa sospecha te genera angustia amenazante, entonces, para librarte de ese estado de ánimo, te impones la obligación moral de descubrir qué es, o quién es realmente esa persona que creías conocer pero que ahora ya no ves igual.

De pronto, estás consciente de que ha ocurrido un cambio en el significado del mundo y de las cosas. Se instala un pensamiento que va creciendo todos los días y este lleva a sentimientos terribles, difíciles de describir y más aún de explicar.

Entonces, comienzas a conjeturar, a concatenar, a recordar episodios antiguos, recabas testimonios, buscas que la gente te cuente historias, sucesos que preguntas debidamente direccionados hacia lo que quieres lograr, hasta que finalmente, siguiendo alguna “extraña lógica” o secuencia deductiva que persigues obsesivamente, logras estructurar aquello que antes sólo intuías, pero que no sabías, y que ahora de repente, cobra significado.

mente mujer 1053x402 Podrías padecer Parafrenia confabulatoria y nunca saberlo

Si alguna vez has pasado por esto, deberías preocuparte, pues es un trastorno mental que se llama Parafrenia confabulatoria o trastorno por ideas delirantes. El término “parafrenia” hace referencia a una psicosis crónica, es decir, una ruptura con la realidad que lleva a creer formas de entender las cosas falseando o forzando la realidad a partir de sospechas.

El término Parafrenia fue propuesto por el psiquiatra Karl Kahlbaum durante el siglo XIX, y su significado fue desarrollado por Emil Kraepelin pocas décadas más tarde. En la actualidad, los psicoterapeutas suelen diagnosticar a los pacientes que tienen parafrenia como psicosis atípica.

Este es un padecimiento que en la mayoría de los casos se presenta sin predilección de sexo y ocurre entre los 40 y 60 años. La prevalencia de la enfermedad entre los ancianos es de entre un 2-4%.

Se caracteriza por una alteración o falseamiento de los recuerdos, sumado a confabulaciones e historias extrañas. Sin embargo, la conciencia de la persona se mantiene lúcida. Parece de lo más normal, incluso llega a engañar con su inteligencia, pero los falseamientos de ciertos episodios de la realidad se van haciendo más evidentes hasta generar un derrumbamiento psíquico que afecta su entorno.

Cuáles son los síntomas

El trastorno por ideas delirantes puede surgir sobre un trastorno previo de personalidad paranoide. En estas personas, la desconfianza permanente y la sospecha hacia los demás y sus motivos comienzan en la edad adulta temprana, detonados por una situación límite, y se prolongan durante toda la vida.

Los primeros síntomas pueden ser sentimientos de sentirse explotado, engañado, de preocupación por la lealtad o la fidelidad de los amigos o parejas; además de una tendencia a leer significados en indicios que van asociando, la acumulación de rencores persistentes y cierta predisposición a responder rápidamente a los desaires percibidos.

SUFRIMIENTO 1054x402 Podrías padecer Parafrenia confabulatoria y nunca saberlo

Las ideas delirantes se definen como creencias falsas sobre la realidad externa, basadas en deducciones incorrectas, que se sostienen neciamente a pesar de que se muestren pruebas y evidencias indiscutibles en su contra.

Un delirio no es una mentira o algo que la persona que lo sufre esté inventando, es una enfermedad en la que el paciente interpreta la realidad de forma extremadamente subjetiva y en relación a sí mismo.

La persona a partir de una idea delirante comienza a hilar toda una historia que nace de sus deducciones, obviamente erróneas. Es tan fuerte el pensamiento delirante que termina por enfermar a las personas cercanas que finalmente aceptan como ciertas la deformación de los recuerdos y la invención de historias sobre el pasado.

Esto ocurre porque la persona enferma está absolutamente convencida de que sus ideas son ciertas y que concuerdan con la realidad. En estos casos, suele suceder que la idea delirante no tiene fundamento alguno, ni se asemeja a la realidad, sin embargo, la persona suele otorgarle a cualquier hecho, el valor de confirmación de su idea o sospecha. Ejemplo muy básico: si la persona está convencida que su pareja es infiel, refirma su sospecha si ve a su esposa hablando con un compañero de trabajo.

Los ejemplos

Otro ejemplo: Una paciente delirante refiere: “Cuando yo vi esa noche a mi marido acostado con mi hijo entre las piernas, supe que era homosexual. El no dormía, roncaba, pero se hacía el dormido”. La idea delirante se alimenta, sobre todo, de los prejuicios. No busca probar nada, le basta con la sospecha, es sobre todo un acto verbal, locutivo, narrativo.

Otro ejemplo: Una paciente anciana refiere que pareció verse un moretón cerca de la vagina, esa perturbación detonó su Parafrenia confabulatoria común en personas mayores, entonces, a partir de ese indicio, la mente delirante comienza un viaje obsesivo para hacer creíble la sospecha de haber sufrido un ataque.

psicosis 1054x402 Podrías padecer Parafrenia confabulatoria y nunca saberlo

Los delirios son creencias fijas que no son susceptibles de cambio, incluso a la luz de pruebas irrefutables en su contra. Su contenido puede incluir varios temas (p. ej., persecutorios, referenciales, somáticos, religiosos, de grandeza, sexuales). Simplificando y asumiendo el error que esto supone, podríamos decir que son algo así como “historias inventadas” por las personas afectadas sin que ellas sean conscientes de que son inventadas. Así, la persona expresa lo que realmente piensa y actúa en consecuencia, aunque no se corresponda con la realidad.

Lo que actúa como disparador de la enfermedad suele ser alguna situación de estrés agudo en la vida de la persona.

Incapacidad para cambiar su punto de vista

La intuición, ocurrencia o inspiración delirante, encuentra el significado de aquellas intuiciones mal definidas. Todo empieza a cuadrar estructurándose el delirio. En este momento el delirio se polariza, predominando un tema delirante sobre los demás, La siguiente fase, suma hechos sucedidos años atrás interpretados erróneamente o en forma delirante, es decir interpretará el pasado mediante una configuración delirante.

El delirio surge como una evidencia a priori. El enfermo no necesita demostraciones para su certeza de significación. Él tiene una vivencia de la realidad cuyo significado se le impone con certeza absoluta, sin que sea necesario que se le demuestre esta significación, a través de razonamientos deductivos o inductivos.

salud mental Podrías padecer Parafrenia confabulatoria y nunca saberlo

Incapacidad para cambiar su punto de vista. El sujeto que no delira puede participar su experiencia a los demás, contrastarla, corregirla; puede también cambiar sus puntos de vista, su perspectiva, puede adaptarse a otros hechos, es elástico y flexible. En cambio el que delira es incapaz de considerar objetivamente su propio punto de vista, ponerlo en relación con los puntos de vistas de los demás y relativizarlo. Está afectado y dominado por la nueva certeza de significación que buscará inocular en los demás.

Concluyendo:

-Una creencia se vuelve más racional cuanto más obedezca a razones y menos a motivos.

-Las actitudes, creencias y expectativas del sujeto determinan su manera de razonar.

-Cuando un sujeto sostiene fuertemente una creencia, toda nueva información que sea contradictoria con ella es escasamente eficaz para modificarla.

-De mismo modo, si un sujeto sostiene fuertes expectativas sobre algo, suele pasar por alto las pruebas que las contradicen.

-La interpretación delirante consiste en tomar como cierta, como verdadera, y no como probable o verosímil, una interpretación, confiriéndole rango de evidencia. Tiene cuatro características definitorias: 1) es una interpretación, no una explicación; 2) es tomada como verdadera; 3) tiene un carácter autorreferencial, y 4) tiende a sistematizarse hasta constituir un delirio o discurso delirante.

Las creencias se componen de explicaciones e interpretaciones de la realidad. Creer es tener algo por verdadero o existente pero sin estar seguro de ello. Saber, sin embargo, es tener la seguridad de la existencia o verdad de algo, fundado en pruebas fácticas, reales.

La definición más conocida de la interpretación delirante y citada, es la que ofrece Jaspers en su Psicopatología General (1975). Para Jaspers, los delirios son juicios falsos, que se caracterizan porque el individuo los mantiene con gran convicción, de manera que no son influenciables ni por la experiencia ni por conclusiones irrefutables. Además, su contenido es imposible.


Bibliografía:

Belloch, A., Sandín, B. y Ramos, F. (Eds.) (2008). Manual de psicopatología (2 vols.), edición revisada. Madrid. McGraw-Hill.

American Psychiatric Association (2014). DSM-5. Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales. Editorial Médica Panamericana.

#Clickeando

Misterioso objeto en Marte es una base alienígena: investigador

“Este tipo de evidencia podría ser usada por un tribunal para forzar a la NASA a revelar la verdad”, aseveró el investigador.

Por Redacción, 2018-08-16 19:07

México.- Un investigador de ovnis asegura haber descubierto una “base alienígena secreta” en las fotos de Marte, lo cual, según él, podría ser suficiente para forzar a la NASA a revelar la verdad sobre la existencia de extraterrestres en nuestro sistema solar.

El ufólogo Scott Waring ha compartido una foto de la superficie marciana en su canal de YouTube que muestra una supuesta “base alienígena secreta”.

“Este tipo de evidencia podría ser usada por un tribunal para forzar a la NASA a revelar la verdad sobre la existencia de extraterrestres en nuestro sistema solar”, dijo Waring.

La foto fue inicialmente compartida en Gigapan por Neville Thompson en 2015, pero Waring logró localizar la “base” allí. Sin embargo, no hay evidencias científicas que demuestren que sea un objeto artificial.

No es la primera vez que se acusa a la NASA de ocultar información sobre la existencia de vida extraterrestre. Anteriormente, Scott Warning opinó que la revelación del exastronauta estadounidense Leland Melvin, quien aseguró haber visto a una criatura orgánica parecida a un alienígena, también podría servir de prueba de la existencia de la vida extraterrestre.

Comparte tu opinión, ¿este ufólogo tiene razón o se trata de una acción publicitaria?

#Trendy

Estancado en la vida; esta guía te ayuda a pasar el gran bache

Pasamos enormes cantidades de tiempo evaluando si nos vemos bien o no, y ese tiempo es absurdo, como muestra esta investigación.

Por Redacción, 2018-08-16 18:23

México.- En nuestra época es más o menos común escuchar que una persona se siente “estancada” en su vida, una expresión coloquial que posee sus variaciones (hay quien se considera “atorado”, “hundido”, “en un bache”, etc.) pero que, en todos los casos, da cuenta de ese sentimiento de frustración, de cierta parálisis indeseada y, a fin de cuentas, de la impresión de permanecer en un mismo lugar existencial, del que parece no haber salida y al respecto del cual no se mira en el horizonte ningún cambio.

Cada persona, por otro lado, puede referir dicho “estancamiento” a distintos ámbitos. Habrá quien lo relacione más con su trabajo, por ejemplo, que acaso ya no le satisface; otros con su vida profesional, en sentido amplio; algunos con la relación de pareja que viven, o acaso con su familia, etcétera.

En cierto sentido, la sensación no es extraña al ser humano, y hasta podría decirse que forma parte de su condición. Más allá de las explicaciones históricas, sociológicas o filosóficas que pueden ofrecerse (Byung-Chul Han ha escrito lúcidamente al respecto, explicando la “sociedad del cansancio” y ese estado permanente de fatiga en que se vive ahora), es posible argüir también un elemento propio de la naturaleza humana: la dificultad del sujeto para manifestar su propio impulso de vida.

En la medida en que el ser humano pasa buena parte de su formación al cuidado de otros, sin darse cuenta “aprende” a reprimir sus propios impulsos, su deseo, su espontaneidad, sus ganas de hacer algo, etc. Y si bien este mecanismo es hasta cierto punto necesario para la vida en común con los demás, cuando se le permite operar sin control puede devenir justamente en el fenómeno del cual estamos hablando. La vida, que está hecha para correr libremente, para florecer, para dar lugar a más vida, se frustra, su curso se interrumpe, no tiene más hacia dónde manar.

¿Cómo salir de ese estancamiento?

A continuación presentamos algunos puntos que pueden ser útiles a este respecto. No se trata de una guía definitiva ni infalible, pero nos parece que puede motivar a la reflexión personal necesaria para resolver dicha situación.

Acepta tus circunstancias

Por principio de cuentas, acepta el momento en que te encuentras. A veces, por una inclinación hasta cierto punto “natural” o comprensible, evadimos las sensaciones y pensamientos de frustración que tenemos, por distintos motivos.

Sin embargo, si quieres salir de ahí, antes es necesario que aceptes la realidad en la que vives y, sobre todo, el malestar en tu vida. Intenta mirarlo de frente, sin temor pero también sin juicios. Pondera tu trabajo, tu pareja, tu situación económica, la adicción que está perturbando tu vida, tu situación profesional, etc. ¿Qué encuentras ahí? ¿Qué te molesta? ¿Piensas con frecuencia que te parece insatisfactoria? ¿Es para ti fuente de infelicidad? ¿No te gusta pero “te aguantas”? ¿No te gusta pero piensas que “es lo que hay”? ¿Es justo para ti que te conformes con eso?

Prepárate para decidir

“Locura es hacer lo mismo siempre y esperar cada vez resultados distintos”. Más allá del autor de esta frase (que algunos atribuyen a Albert Einstein, al parecer equivocadamente), el mensaje es preciso: si quieres un cambio en tu vida, necesitas emprender las acciones necesarias para generarlo.

Sabemos, en efecto, que no siempre es sencillo tomar una decisión. Cuando tus ingresos económicos dependen de un trabajo, no parece fácil renunciar a éste de un día a otro. Si en tu interior tienes un miedo profundo (y acaso todavía desconocido) a la sensación de soledad, quizá no te sea sencillo terminar una relación de pareja, no importa lo mal que te sientas en ella. Quieres mudarte pero no tienes el dinero suficiente para afrontar ese gasto, etcétera.

Sin embargo, sí es posible desde ahora ponerte en el camino de dicho cambio. En otras palabras: tomar otras decisiones preparatorias o paralelas que, en su momento, habrán servido para dar el salto mayor.

Examina tus circunstancias y reflexiona sobre aquello que sí puedes hacer ahora para salir de esa frustración en la que te sientes. ¿Ahorrar? ¿Preguntar entre tus amigos si alguien sabe de algún trabajo? ¿Hablar francamente con tu pareja? Salvo situaciones muy extremas, siempre habrá algo que puedas hacer, una decisión que puedas tomar.

Haz consciente tu miedo

El miedo es una emoción inscrita en nuestra naturaleza más profunda. En cierto modo, es consustancial a la vida, pues en buena medida es la respuesta frente a aquello que la amenaza. No obstante, en el ser humano el miedo tiene también un cariz existencial, pues además del miedo que podemos sentir ante situaciones de verdadero peligro (una caída potencial, un ataque físico, etc.), a veces desarrollamos también miedo a otras que aunque son en ese sentido inofensivas, nos atemorizan. Miedo a fallar, por ejemplo; a la incertidumbre, al rechazo, quizá incluso al triunfo, etcétera.

En todo caso, haz el esfuerzo de experimentar conscientemente tu miedo. No te decimos que lo evites, sino justo lo contrario. Vívelo tal y como llega. Estas preguntas pueden ayudarte a hacer consciente dicha emoción:

¿Qué pasa con tu cuerpo? ¿Sudas? ¿Tiemblas? ¿Comienza a dolerte la cabeza?

¿Qué pensamientos se presentan en tu mente?

¿Qué te dan ganas de hacer cuando tienes miedo? ¿Salir corriendo? ¿Comer? ¿Fumar? ¿Beber alcohol?

¿Qué sientes cuando tienes miedo?

Conforme tengas más clara tu propia manera de experimentar el miedo, puedes tomar un momento de más calma para examinar tu historia personal y preguntarte a qué se deben dichas sensaciones, por qué en ciertas situaciones experimentas ese miedo y en otras no, qué de tu formación subjetiva puede explicar los pensamientos que cruzan por tu cabeza cuando tienes miedo, etcétera.

Conócete y valora lo que posees

En ocasiones, la frustración en la vida surge cuando una persona ha dejado que otros conduzcan su vida durante mucho tiempo, lo cual da como resultado, por un lado, que uno llegue a lugares donde en realidad no deseaba estar y, por otro, que el sujeto sea definido por el exterior y no por un proceso de definición interior consciente. Dicho de otro modo: el sujeto piensa lo que es en función de lo que otros piensan de él (o de ella), de modo tal que se vuelve un desconocido de sí mismo, que no sabe lo que posee, que no conoce su valor como persona, el valor de sus habilidades, sus conocimientos y sus recursos, etcétera.

Si sientes que este es tu caso, intenta mirarte desde otra perspectiva. Aquí algunas preguntas para comenzar esa reflexión:

¿Qué sabes hacer? Hasta ahora, ¿qué de lo que haces te genera algún tipo de pago económico? ¿Qué tan bueno te consideras en tu trabajo? ¿Y con respecto a tus compañeros (presentes o anteriores)? ¿Y con respecto a otros colegas de profesión? ¿Tienes otras habilidades? ¿Quién valora lo que haces? ¿Quién esperas que valore lo que haces? ¿Qué formas del reconocimiento estás habituado a buscar? ¿Recibes otros reconocimientos de los que no te das cuenta?

Sé espontáneo

En El miedo a la libertad, Erich Fromm dedica varios párrafos a definir y elogiar la espontaneidad del ser humano como reflejo de su impulso de vida, esa fuerza que muchos de nosotros experimentamos en la niñez, en la cual intención y acción se encuentran fundidas: pensamos en hacer algo y lo hacemos, sin titubeos ni retrasos. No obstante, con el tiempo dicha espontaneidad se hace cada vez menos espontánea, por así decirlo, pues las reglas, los códigos sociales, la educación y otros factores interrumpen su libre curso.

Sin embargo, no desaparece. De hecho, todos somos capaces de reconocerla. Cuando se nos “antoja” hacer algo, cuando nace de nuestro interior un comentario ingenioso, cuando sentimos ganas de cantar o de bailar, de sonreír, de escribir, en suma, cuando un deseo auténtico se presenta, éste es fruto de dicho impulso de vida. Tanto como sea posible, escucha ese deseo y realízalo, sin ningún otro propósito más que satisfacerlo.

De esa manera, poco a poco te darás cuenta de que la vida busca manifestarse siempre.

¿Qué te parece? Si tienes alguna sugerencia, no dudes en compartirla con nosotros a través de la sección de comentarios de esta nota o en nuestras redes sociales.

#Clickeando

Cerveza hecha con esencia vaginal de modelos polacas está a la venta

El secreto de su cerveza es la alta tecnología para aislar y preparar los lactobacilos de la vagina de las modelos.

Por Redacción, 2018-08-16 17:50

México.- La cerveza polaca The Order of Yoni acaba de estrenar su primera camada: una cerveza de malta con levadura de champaña y bacterias vaginales cultivadas de los calzones de modelos polacas. Suena a broma, pero no lo es. Al parecer, los entrepreneurs de Order of Yoni se quedaron dormidos en el bosque durante varios años y no se dieron cuenta de algunos cambios sociales y políticos.

En su página revelan que el secreto de su cerveza es la alta tecnología para aislar y preparar los lactobacilos de la vagina de las modelos. Según ellos, las bacterias transfieren toda la gracia y sensualidad de las mujeres a sus productos. Aseguran que su manufactura garantiza que otras bacterias vaginales nocivas no sobrevivan el proceso.

El nivel de marketing que emplea la Yoni Beer es lo más burdo de lo burdo. En un video promocional aseguran a los deseosos machos que las feromonas de las chicas permanecerán con ellos 1 semana después de tomar la cerveza. “Es locura total y excitación”, dicen, y al menos en lo de locura tienen razón.

La botella es llamada “un arca de sus instintos”, en la que se presenta además el nombre de la modelo y su cosecha vaginal. Por el momento el sitio afirma que son dos las modelos embotelladas, una se llama Paulina y la otra Mónica. Por si no querían que se les acusara de objetificar sexualmente a las mujeres, en este caso lo han hecho literalmente. Sobra decir que en las redes sociales ya hay una mezcla de incredulidad, burla -y no se puede negar que hay algo humorístico en su primitiva concepción del marketing- e indignación y repudio feminista.

Se jactan además de que su logo es el de la forma en la que se representa la yoni -vagina en sánscrito- en un templo de Vietnam. Así que tienen el poder simbólico de la vagina en su botella, donde además tienen embotellado el genio de dicha parte del cuerpo femenino.

Según varios reportes, el sabor de la cerveza no ha sido del agrado de los primeros clientes, así que probablemente esté condenada al fracaso -si no lo estaba ya, por todas las otras razones-.