La policía mantiene este jueves acordonado un parque en la ciudad de Bunbury, en el occidente de Australia, donde un hombre estaría armado con explosivos y reteniendo por lo menos a una persona como rehén.

La policía se encuentra en la escena y -aunque se desconoce con precisión el número de personas retenidas- estarían tratando de entrar en contacto con el hombre, quien habría tomado a por lo menos un rehén hace alrededor de cinco horas.

De acuerdo con reportes de la cadena pública australiana ABC, oficiales con chalecos antibalas están apostados en el suelo cerca de un cartel grande que se cree contiene las demandas del hombre, quien tendría explosivos atados a su cuerpo.

Agentes de la Unidad de Respuesta Táctica llegaron a la ciudad costera, ubicada a unos 170 kilómetros al oeste al sur de Perth, después de que la policía fue alertada de una toma de rehenes en la zona de Koombana Bay, al oeste de Bunbury.

“Tenemos reportes de por lo menos una persona retenida, estamos tratando de negociar con el hombre”, indicó el portavoz de la policía australiana, Sam Dinnison.

Aunque se ha informado que el hombre se encuentra armado, no se ha podido confirmar el tipo de explosivos o municiones que tiene, sostuvo el vocero de la policía, citado en reportes del periódico local The Sydney Morning Herald.

Confirmó que la policía ha verificado la identidad del hombre, pero se rehusó a proporcionar su nombre, y se limitó a señalar que “se mantienen las preocupaciones por la seguridad de todas las personas”.