México.-La Policía de China desmanteló en las provincias de Hebei, Henan y Zheijang una banda criminal dedicada a la fabricación y reciclaje de preservativos usados, informó South China Morning Post.

Los agentes de seguridad incautaron más de 500 mil cajas por un valor estimado en unos siete millones de dólares.

Los delincuentes vendían los condones bajo etiquetas de marcas conocidas como Durex.

“Las condiciones higiénicas en esos sitios eran muy malas. Vimos los condones que estaban haciendo, los mojaban con aceite de silicona en un balde.

“Estaba totalmente por debajo de los estándares oficiales de fabricación”, declaró al medio el portavoz de la policía de la localidad de Henan, Zheng Xidan.

A su vez, Chen He, de la compañía Daxiang, señaló que los talleres clandestinos “a menudo están muy sucios y es poco probable que tengan los métodos correctos para controlar el nivel de bacterias y hongos o realizar pruebas para detectar agujeros”.

Sin embargo, pese al riesgo que presentan, algunos hoteles o supermercados los venden gracias a su precio atractivo, que podría ser hasta 150 veces inferior al de las marcas más costosas.