Chilpancingo, Guerrero.- Vía denuncia, elementos de la Policía Municipal de Chilpancingo, manifestaron que la administración municipal que preside Antonio Gaspar Beltrán los dota de uniformes de pésima calidad, además que les mantiene retenidos vales de despensa.

Los uniformados pararon labores por un periodo breve en el Cuartel de la Policía Municipal, ubicado sobre el viejo Libramiento a Tixtla, para exigir que las autoridades municipales cumplieran sus peticiones.

De acuerdo con las denuncias, el ayuntamiento recibió ingresos a través del programa de Fortalecimiento para la Seguridad (Fortaseg), sin embargo, a los elementos no se les han cubierto una serie de prestaciones laborales.

Fuentes al interior de la Secretaría de Seguridad Pública, refirieron que a los uniformados se les ha venido retrasando vales de despensa, apoyos para la compra de útiles escolares para sus hijos y apoyos para construcción, sin embargo, estos no les han sido entregados.

En el resto del día, los uniformados continuaron sus labores normales, a la espera de reunirse en los próximos días, con el alcalde Antonio Gaspar Beltrán.