El alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena anunció que los agentes de la Policía Federal que se encuentran en el hangar del aeropuerto reiniciarán rondines en las calles de la capital.

Explicó que la tarde de ayer asistió a una reunión con mandos de seguridad de los tres niveles de gobierno, donde se acordó esta medida.

También señaló que hasta el momento 85 colonias de la capital se han integrado al programa Vecino Vigilante, el cual afirma que ha tenido resultados.

De igual forma, expresó que la capital de Guerrero quedará "acordonada" por la instalación de bases operativas con el fin de evitar el ingreso de delincuentes a la capital.

A pesar de las estadísticas de inseguridad en Chilpancingo y a los datos del recrudecimiento de violencia, el primer edil aseguró que la capital no presenta signos negativos como otras ciudades, e incluso presumió que el índice de delitos va a la baja.

"Esta semana estaremos haciendo entrega de dos bases operativas municipales en las salidas que conectan con la comunidad de Amojileca, al poniente, y Petaquillas, al sur, la intención es que este año también se construya la base en la salida de Tierras Prietas (al norte), para que la ciudad de Chilpancingo quede acordonada y asegurada", manifestó.

Sobre el problema del agua, reconoció que hay una disminución en el flujo de agua potable y advirtió que así continuará al menos tres meses.

"Efectivamente hay una disminución como cada año por el estiaje y se estima que el problema dure tres meses", explicó.

Durante la temporada de estiaje, los mantos de agua en Chilpancingo, disminuyen su cantidad de agua en un 30 o 40 por ciento según datos del municipio.

"Ahorita sólo podemos garantiza la entrega del servicio público en un 60 por ciento de la capital, viene una sequía muy fuerte en Guerrero y en el país, el estiaje sí se va a agravar pero no es algo de lo que tengamos que alarmarnos", dijo.

Informó que será mediante pipas del Ayuntamiento con los que se dotará de agua en los puntos en donde exista escasez.

Finalmente, sentenció que el municipio realizó un acuerdo para recuperar los espacios públicos y pidió a los comerciantes semifijos y ambulantes que denuncien legalmente si pagaron al director de Gobernación por ocupar espacios públicos, aunque reiteró que eso no les da derecho a invadir las banquetas, pues el municipio no puede dar ese tipo de permisos.

"Hemos platicado con los comerciantes, hay una propuesta de reubicarlos pero hay quienes se oponen. Si ellos dieron dinero deben de denunciar y será la autoridad la que resuelva, el municipio será respetuoso de las decisiones", afirmó.