México.- La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) dio a conocer que se lograron acuerdos en mesa de diálogo, tras varios días de reuniones con un grupo de representantes de los policías federales inconformes en el Centro de Mando de la Policía Federal en Iztapalapa.

El subsecretario de Seguridad Pública, Ricardo Mejía, y los representantes acordaron una minuta de trabajo que ratifica, entre otras cosas, el compromiso de la dependencia de que no habrá despidos ni sanciones a los uniformados que se manifestaron.

En un comunicado de 13 puntos, la dependencia dio a conocer que ambas partes acordaron la conformación dicha mesa como instancia de diálogo y seguimiento al proceso de transferencia de la Policía Federal a la Guardia Nacional.

Convinieron también que ningún integrante será despedido ni se le solicitará su renuncia, razón por la cual mantendrán su empleo, sueldo, antigüedad y prestaciones, además de que no continuará el pago de las cuotas diarias de apoyo, conocidas como operatividad.

A partir de este martes, se instalarán mesas de atención en las instalaciones del Centro de Mando de la Policía Federal, así como la instalación de 42 oficinas de atención al Policía Federal, distribuidas en todo el país.

También se habilitará un módulo del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) en el Centro de Mando de la Policía Federal, para seguimiento y aclaración de dudas.

De acuerdo con la SSPC, "previa solicitud a esta mesa se tratará la posibilidad de un plan de retiro o en su caso una liquidación", Quienes opten por renunciar tendrán derecho a recibir su finiquito, es decir, la parte proporcional del aguinaldo, prima vacacional y si se tuviera, retirar los ahorros que les correspondan.

Los firmantes de la Policía Federal se comprometieron a solicitar a sus compañeros que se abstengan de realizar bloqueos en vías de comunicación, calles, avenidas, carreteras y puentes de jurisdicción federal, ni a manifestarse o faltar a sus servicios, ni a tomar otras instalaciones de la institución o cualquier otra, con motivo de la transferencia de recursos de la Policía Federal a la Guardia Nacional.

La dependencia se comprometió a que no habrá represalias contra los Integrantes de la Policía Federal que se inconforman, "pero no se aceptará la afectación al servicio, ni faltas injustificadas".

Además, la Unidad de Asuntos Internos, el Órgano Interno de Control y el Consejo Federal de Desarrollo Policial no perseguirán, amedrentarán ni llevarán a cabo procedimientos contra los policías que manifestaron sus derechos, ni se les harán descuentos salariales por faltas durante el periodo que duraron las manifestaciones.

Se brindarán facilidades para que los integrantes acudan a las oficinas de atención al Policía Federal para recibir asesoría jurídica y orientación administrativa, además de que los policías federales que participaron en la mesa rechazan la presencia de gestores o representantes ajenos a la institución y se deslindan de los ataques a la Institución y a la legalidad.

El subsecretario Mejía Berdeja exhortó al personal a conducirse en apego a la legalidad al tiempo de sumarse por un frente común en el cual hay cabida para todos y en el que se continuará trabajando por el bien de México.