Ciudad de México.-Un aparente “error de comunicación” exhibió la protección que presuntamente reciben integrantes de La Unión Tepito por parte de policías capitalinos.

Ese “error” evitó que el grupo de inteligencia de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC-CDMX) detuviera a El Elvis, quien actualmente es señalado como el líder de esa organización y se le atribuye ser el responsable de orquestar secuestros, ilícito en el que recientemente incursionaron los de La Unión Tepito.

Este personaje ya era investigado —con un seguimiento importante de parte de la policía capitalina—, pues es uno de los objetivos prioritarios de las autoridades al ser catalogado como el principal generador de violencia en la zona Centro, al tiempo que se le vincula en el secuestro de comerciantes y empresarios, incluso, las investigaciones revelaron que El Elvis planeó el plagio del sonorense Héctor Pavlovich y dos víctimas más por quien recibió el dinero del rescate y las mató.

Luego de esos secuestros, agentes de la SSC siguieron un vehículo de la marca BMW de reciente modelo, el cual El Elvis había guardado en un estacionamiento de la zona Centro.

Con base en sus investigaciones, los policías sabían qué día iba a pasar por el auto y montaron un operativo especial que incluyó agentes infiltrados como franeleros, comerciantes semifijos y ambulantes en calles aledañas, para impedir cualquier escape.

Sin embargo, de “manera extraña”, sin avisar ni pedir autorización, el comandante de homicidios de la Fiscalía General de Justicia local, Juan Carlos Almazán, ordenó recoger el vehículo y desplegó un fuerte operativo policiaco, llamando así la atención de los halcones de La Unión Tepito; ese despliegue fue el mismo día —incluso media hora antes— del momento en que los elementos de la SSC sabían que El Elvis se acercaría al estacionamiento por su automóvil.

De acuerdo con la investigación, en ese momento los halcones le advirtieron a su jefe que el lugar estaba lleno de policías; entonces, el presunto líder de esta organización no se acercó a ese sitio y así evitó que fuera detenido.

Sobre el comandante Almazán pesa una investigación que se anexó a otras carpetas que tiene en contra por fraude, amenazas y abuso de autoridad. Desde mediados de 2019, el comandante Juan Carlos Almazán ya era investigado por su presunta colusión con integrantes de La Unión Tepito; sin embargo, de momento no se le ha comprobado nada y continúa trabajando en la fiscalía local.

Actualmente es el encargado de resolver todos los homicidios de la Ciudad de México, enfocado en los que se catalogan de “alto impacto”, relacionados con la delincuencia organizada.

Sobre el comandante pesan además las carpetas de investigación: FBJ/BJ-2/UI-3CD/2490/06-2016, la FIDCSP/B/T2/2371/09-11, y la FIDCSP/B/T2/1797/14-96, por amenazas, fraude y abuso de autoridad. En su defensa, el policía argumenta a sus superiores que estas denuncias son consecuencia de su trabajo, puesto que los mismos delincuentes son quienes han orquestado en su contra.

Luego del incidente por el cual se evitó la captura de uno de los objetivos prioritarios de la administración capitalina, con la cual buscaban poner fin a las extorsiones y secuestros en el primer cuadro de la Ciudad de México, se ordenó una investigación exhaustiva para deslindar responsabilidades y, sobre todo, para que el comandante Juan Carlos Almazán explique el supuesto “error”, ya que sus primeras declaraciones no convencieron a sus superiores.