Nuevo York.-La Policía de la Ciudad de Nueva York encontró el cuerpo de un hombre envuelto en una bolsa de plástico en el techo de un restaurante de McDonald’s, ubicado en el Bronx.

El cuerpo sin vida de Richard Hamlet fue encontrado en la azotea del inmueble en East 149th Street el pasado miércoles, después de recibir una llamada de un trabajador de mantenimiento.

Ahora la mujer Ayame Stamoulis, de 18 años de edad, fue arrestada y acusada por el asesinato. Las autoridades creen que Stamoulis y dos hombres más entraron al departamento de Hamlet para cometer un robo, pero se sorprendieron al verlo en casa y lo asesinaron.

De acuerdo con informes de NBC New York, las tres personas golpearon y obligaron a beber un líquido cáustico a Richard Hamlet. Lo ahogaron. Después envolvieron su cuerpo en plástico y lo arrojaron al techo del restaurante.

La comparecencia de Ayame Stamoulis ante los tribunales está programada para el 17 de agosto. Los dos hombres no han sido arrestados hasta el momento.

El vecino Ronald Simmons lo describe como una locura y Madeline Cancel como algo triste. “Esto es triste, está sucediendo además de todas las cosas malas que ya tenemos. Deberíamos ayudarnos unos a otros para no matarnos", dijo a ABC7.

El asesinato acontece en medio de una crisis de seguridad en la ciudad de Nueva York, que desde hace mes y medio sufre un repunte de tiroteos y crímenes.

Apenas el 15 de julio, la policía encontró el cuerpo descuartizado de Fahim Saleh en su lujoso departamento en Manhattan. La víctima de 33 años era un empresario de tecnología.

El alcalde Bill de Blasio dijo que los asesinatos están relacionados con la pandemia por coronavirus. “El hecho de que el sistema judicial no funciona plenamente, la economía está estancada, la gente ha estado confinada durante meses y meses, tantos problemas subyacentes a este desafío”.

El comisionado de policía Dermot Shea escribió a finales de mayo: “A los miembros de la policía de Nueva York: Lo que han sufrido estos últimos días y noches, como gran parte de 2020, hasta ahora, no tenía precedentes. Quiero que sepan que estoy extremadamente orgulloso de la forma en que se han comportado frente a un peligro tan persistente”.