Cuernavaca, Morelos.- Elementos de la Policía Morelos de Mando Coordinado de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) intentaron extorsionar a vecinos del poblado de Acapatzingo, de Cuernavaca.

En un video grabado por los propios afectados se observa cómo los policías someten por la fuerza y obligan a subir a una patrulla a por lo menos dos vecinos del lugar.

En las imágenes uno de los agredidos muestra su mano mientras grita que los policías le rompieron un dedo.

Otro de los agredidos se queja del dolor que le producen las esposas que le colocaron los uniformados.

De acuerdo con el testimonio de los afectados, los policías arribaron al poblado e intentaron extorsionar a los dos vecinos.

Una versión señala que los dos detenidos ingerían bebidas alcohólicas en la vía pública, lo cual fue negado por los afectados.

Para que no los detuvieran, los policías de Mando Coordinado de la CES le exigieron mil 500 pesos.

Ante la negativa de los vecinos, aseguran, los policías comenzaron a golpearlos.

En otro de los videos grabado durante los hechos se puede observar cómo los policías liberan a los dos detenidos mientras son acusados públicamente de extorsionar y golpear a las dos personas.

“El día de hoy me estacioné con mi amigo afuera de su casa a las 8:30 de la noche, estábamos platicando, fumando un cigarro, se aproximaron un grupo de 8 oficiales y nos bajaron alegando una revisión de rutina, accedimos y ya abajo trataron de intimidarnos asegurando que habíamos ingerido bebidas alcohólicas, cuando en ningún motivo bebimos, les tratamos de hacer entender que solo estábamos afuera, que acabábamos de llegar, a lo cual no escucharon y empezaron a intimidarnos diciendo que teníamos que darles 1500 pesos para dejarnos ir o nos llevarían detenidos por estar en vía pública.

“Nosotros accedimos a la revisión y después entre ellos nos empezaron a agredir seguido de eso sacaron sus esposas y con uso de fuerza excesiva nos trataron de esposar y a golpear a mí me lograron esposar golpeándome en la frente y repetidas veces golpeándome el rostro, ya arriba de la patrulla me comenzaron a decir que ya me había chingado y que iba a valer madres, yo me asusté muchísimo por la inseguridad que se vive en el estado, les dije que estaba adolorido, que me soltaran o aflojaran las esposas y las apretaron aún más y continuaron amenazando y golpeando. Acusó a la patrulla 1836 de hacer uso rudo de la fuerza y abuso de autoridad, en caso de que algo pase en mi persona o en la de mi amigo, acusó a la patrulla 1836 y su gente”, expresó uno de los afectados a través de un testimonio que hizo circular en redes sociales.

En el video se observa cómo los vecinos advierten a los policías que no les permitirán más el paso por el poblado, pues aseguran que el abuso de autoridad que cometen es recurrente por parte de los uniformados.

Hasta el momento ni la Comisión Estatal de Seguridad, ni el gobierno de Cuauhtémoc Blanco han emitido una versión oficial sobre estos hechos.