México.- Las policías comunitarias con presencia en Acapulco son una fachada para el trasiego de droga vía terrestre y marítima, denunció el secretario de Seguridad Pública de Acapulco, Gerardo Rosas Azamar.

Durante su comparecencia esta tarde junto a la alcaldesa Adela Román Ocampo ante las comisiones unidas de Seguridad Pública, Justicia y Asuntos Indígenas y Afromexicanos para hablar de las condiciones en materia de seguridad y la situación de los policías preventivos, Rosas Azamar aseguró que las autoridades estatales y la federación tienen conocimiento del actuar de los policías comunitarios.

“El municipio de Acapulco tiene detectado grupos armados en el caso de la UPOEG (Unión de Pueblos y Organización del Estado de Guerrero) y policías comunitarias como le llaman que también son grupos armados, son fachadas para realizar ciertas actividades que les convengan a ellos”, afirmó el secretario de seguridad.

“Que es lo que están cuidando ellos en Xaltianguis, como anteriormente estuvo la UPOEG, ahora está un grupo de civiles armados (el Frente Unido de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero FUPCEG) que se hace llamar policías comunitarias, lo que cuidan ellos son los corredores terrestre para transporte de droga hacia el norte del estado y los corredores marítimos de la droga que se embarca en gran parte de las playas de Acapulco, eso es conocido por la federación, el estado y del municipio de Acapulco”, sostuvo.

El secretario aseguró que han retirado en dos ocasiones a policías comunitarios de la UPOEG quienes han intento establecerse en La Sabana.

En mayo el Frente Unido de Policías Comunitarias irrumpió en Xaltianguis y desplazó a la UPOEG.