A partir de esta fecha, los agentes y policías asignados en México por algún país extranjero podrán realizar sus tareas portando armas.

Lo anterior es el punto central de la reforma aprobada este día por la Cámara de Diputados a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, con 288 votos a favor, 82 en contra y nueve abstenciones.

Esta reforma ha sido ampliamente criticada por diversos especialistas, para quienes constituye un peligro y violación de la soberanía nacional el autorizar a agentes y policías extranjeros la portación de armas para sus labores en el territorio nacional.

Asimismo, se cuestiona el que esta autorización de esas facultades a los agentes extranjeros de migración o de aduanas, toda vez que en esa franja es donde mayores violaciones a los derechos humanos de mexicanos se han presentado en la línea fronteriza con los Estados Unidos.