#Ciencia y tecnología

Politécnico desarrollará satélite para monitorear el calentamiento global

Este satélite tiene pensado desarrollarse en dos años y lo que tenemos actualmente es la parte de estudios; estamos haciendo el estudio del análisis de misión.

Por Redacción, 2017-11-29 12:47

México, Notimex.- Investigadores del Centro de Desarrollo Aeroespacial (CDA) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) trabajan en el desarrollo de un satélite, que permitirá monitorear un de los fenómenos que aqueja hoy al mundo, el calentamiento global.

Arturo Solís Santomé, estudiante de doctorado de esta institución, explicó que el proyecto se denomina IPN-SAT y tiene como finalidad monitorear la salud de la vegetación marina en las costas mexicanas, para proporcionar a los investigadores información que les servirá para sus modelos de estudio.

“Este satélite tiene pensado desarrollarse en dos años y lo que tenemos actualmente es la parte de estudios; estamos haciendo el estudio del análisis de misión, tenemos algunos estudios referentes a cuanto simulación en la parte de estructura”, indicó en entrevista con Notimex.

El joven investigador sostuvo que actualmente México no cuenta con un desarrollo propio a nivel de satélites, sin embargo, el Politécnico ha desarrollado distintas tecnologías que podrán ser integradas a este satélite.

“Mucha de la tecnología empleada en este satélite es auténticamente politécnica: las cámaras, las antenas para comunicar el satélite desde allá arriba hasta la tierra, así como un experimento científico que va a probar comunicaciones por vía láser”, apuntó.

Este proyecto, abundó, es sumamente interesante para México, ya que el país tiene satélites pero no son propios sino adquiridos, por lo que al tener el conocimiento tecnológico de cómo elaborarlo, se podrá aplicar toda la parte de ingeniería a otros sectores como el automotriz, agrícola o minero.

Jesús Irán Grageda Arellano, investigador del CDA y participante de este proyecto, detalló que el satélite está enfocado a la detección de la salud de la vegetación, “y esa es una característica que nos va diciendo cómo se va modificando el calentamiento global de nuestro planeta”.

“A nivel internacional es un tema de gran interés monitorear la salud de la vegetación; actualmente el proyecto está en la fase de planificación, para el desarrollo de esta tecnología se utilizan metodologías, las cuales están constituidas por diferentes fases: planeación, diseño, construcción, manufactura, integración, pruebas y el lanzamiento”, aseveró.

A través de este satélite, señaló, se obtendrá una imagen en la que se observará la cantidad de clorofila que hay en cierta vegetación y de acuerdo a esto se podrá determinar si la planta es saludable o no.

“Esa información ya la puedes interpretar para ciertos sectores, ya sea para la detección de vegetación, la salud de ese tipo de vegetación, ya puedes hacer ciertos procesamientos de esas imágenes”, apuntó.

Actualmente, el proyecto en el que participa también el investigador Erik Vázquez González, se encuentra en la fase de planeación, la cual es muy importante porque determina si el proyecto es viable o no

“Estamos haciendo vinculaciones para analizar este proyecto desde el punto de vista de especialistas (…) Con nuestros análisis ya tenemos el resultado de que es viable realizarlo y se está trabajando para la obtención de recursos para empezar con el diseño y construcción de este satélite”, señaló Grageda Arellano.

Agregó que todavía no disponen de los recursos para obtener los componentes que llevará el satélite, pero se está en proceso de obtención mediante fondos institucionales y convocatorias vía Conacyt y Agencia Espacial Mexicana (AEM).

Grageda Arellano señaló además que existe un fenómeno que es resultado del calentamiento global, “que dentro de las costas de California, en una temporada empieza a aparecer una planta conocida como sargazo, y con este satélite que detecta la clorofila, podríamos detectar la cantidad de sargazo que está sobre la costa”.

“Al ser este un fenómeno producto del calentamiento global podríamos detectar qué tanto se está calentando o enfriando la tierra; esta sería la información que se le trasmitirá a un grupo de investigadores que está localizado en Tijuana”, señaló.

También como detectamos la clorofila de las plantas, añadió, un grupo de investigadores de Oaxaca, Sinaloa y Michoacán están interesados en Monitorear sus bosques y sus selvas, para detectar cuál es el fenómeno que se está dando dentro de los bosques o selvas que hace que aumente o disminuya la cantidad de la vegetación.

De obtener los recursos necesarios, en 2020 estarían lanzando el satélite los estudiantes politécnicos, quienes recientemente estuvieron en el Korea Aeroespace Research Institute (KARI), donde se nutrieron de conocimientos en cuanto al diseño, construcción, puesta en órbita y operación de satélite.

#Ciencia y tecnología

Pruebas de virginidad, inútiles, humillantes y traumáticas: ONU

La prueba puede consistir en inspeccionar el himen para ver si se ha desgarrado o el tamaño de la abertura, pero también se llegan a insertar dedos en la vagina (la “prueba de los dos dedos”).

Por Redacción, 2018-10-17 14:19

México.-Una prueba de virginidad es un examen ginecológico para, supuestamente, determinar si una mujer o una niña han tenido relaciones sexuales. Se llevan a cabo en al menos 20 países en todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud, con el apoyo de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU y de ONU Mujeres, ha pedido que se ponga fin a esa práctica porque no solo es innecesaria, sino también humillante, dolorosa y traumática. Se trata de una violación de los derechos humanos de quien la sufre y del principio ético médico de “no hacer daño”.

A veces son los padres o una potencial pareja los que piden la prueba para determinar si una mujer es “elegible” para casarse. También los empleadores la requieren como un requisito para contratar a una mujer. En algunos países, incluso es común que se hagan pruebas de virginidad a víctimas de violaciones para determinar si, en efecto, ocurrió.

Doctores, policías y líderes comunitarios son los encargados de “juzgar” la virtud, el honor o el valor de una mujer.La prueba puede consistir en inspeccionar el himen para ver si se ha desgarrado o el tamaño de la abertura, pero también se llegan a insertar dedos en la vagina (la “prueba de los dos dedos”). La OMS sin embargo es tajante. Ninguno de los dos métodos puede probar si ha habido penetración vaginal.

La virginidad es una forma de discriminación

La virginidad, de hecho, no es un término médico o científico, sino un concepto social, cultural y religioso, que “refleja la discriminación de género”, indica la OMS.

La expectativa social de que las mujeres deban seguir siendo “vírgenes” está basada en estereotipos que restringen la sexualidad femenina al matrimonio. “Esta noción es dañina para las mujeres y las niñas en todo el mundo”, apunta la Organización.

Consecuencias en la salud

Estos exámenes ginecológicos quebrantan los derechos de las mujeres y niñas. En el caso de una víctima de violación, pueden causar daños adicionales al reproducir la agresión sexual, haciendo que la víctima reviva la experiencia y vuelva a sufrir un trauma.

Muchas mujeres sufren ansiedad, depresión y estrés post traumático tras la prueba. En casos extremos, las mujeres y las niñas llegan a suicidarse o a ser asesinadas en nombre del “honor”. La OMS considera que estas pruebas no se deben practicar bajo ninguna circunstancia.

Sin valor científico

Para acabar con estas pruebas, es necesario concientizar a los profesionales de la salud y las comunidades de sus efectos nocivos y su falta de validez científica.

La Organización Mundial de la Salud, ONU Derechos Humanos y ONU Mujeres recomiendan varias estrategias para eliminar esta práctica:

Los profesionales de la salud y las asociaciones profesionales nunca deben llevar a cabo o apoyar las pruebas de virginidad y deben ser conscientes de que no tienen ningún mérito científico y no pueden determinar si ha habido penetración vaginal.

Los Gobiernos deben aprobar y hacer cumplir leyes que prohíban estos exámenes.

Las comunidades deben lanzar campañas para romper los mitos asociados a la virginidad y otras tradiciones que intentan controlar la sexualidad y el cuerpo de las mujeres y niñas.

#Ciencia y tecnología

“Luna artificial” China estará en el espacio en el año 2020

China enviará al espacio un satélite de iluminación, también conocido como “luna artificial”, en el año 2020.

Por Redacción, 2018-10-17 14:14

México.-El diseño de este aparato, que iluminará un área con un diámetro de 10 a 80 kilómetros en la ciudad de Chengdu (suroeste), comenzó hace años, aunque es ahora cuando ha tomado forma gracias al avance de la tecnología.

El satélite se diseñó para complementar la luz de la luna por la noche y tendrá una iluminación ocho veces superior a la original, suficiente como para reemplazar las luces de la calle.

La idea surgió de un artista francés, que imaginó colocar una hilera de espejos sobre la Tierra para conseguir reflejar la luz del sol en las calles de París durante todo el año.

Respecto al lanzamiento del satélite, algunas personas de la zona manifestaron su preocupación por los efectos adversos que las luces reflejadas desde el espacio pueden tener en la rutina diaria de ciertos animales y en la astronomía, según recoge el rotativo.

Sin embargo, Kang Weimin, uno de los directivos de la compañía, explicó que la luz del satélite es similar al resplandor del atardecer por lo que no afectaría a los hábitos de la fauna.

#Ciencia y tecnología

Descubierta la mayor estructura cósmica después del Big Bang

Este instrumento, al estudiar con enorme precisión objetos a billones de años luz, permite en la práctica conocer cómo era el universo en un pasado remoto.

Por Redacción, 2018-10-17 14:11

México.-Un equipo de científicos ha dado con la mayor y más antigua estructura astronómica hallada hasta la fecha, el proto-supercúmulo de galaxias Hyperion, un objeto cósmico del universo temprano al que se le estima una masa de mil billones de veces la del sol.

El Observatorio Austral Europeo (ESO) informó hoy de que este hallazgo ha sido posible gracias a un complejo estudio de datos de archivos y a nuevas mediciones con el VIMOS del telescopio VLT de sus instalaciones en Chile.

Este instrumento, al estudiar con enorme precisión objetos a billones de años luz, permite en la práctica conocer cómo era el universo en un pasado remoto.

De hecho, Hyperion es según los científicos “la más masiva y de mayor tamaño estructura cósmica que se ha encontrado en una etapa de formación del universo tan temprana”.

Se conformó tan sólo 2.300 millones de años después del “big bang”, según el equipo de astrónomos que ha realizado este estudio, que publicará en breve en la revista “Astronomy & Astrophysics”.

“Es la primera vez que se ha identificado una estructura de tan gran tamaño sólo unos 2.000 millones de años después del big bang”, explicó la autora principal del estudio, Olga Cucciati, del Instituto Nacional de Astrofísica de Bolonia (INAF).

Normalmente, agregó Cucciati, este tipo de estructuras se han detectado en momentos posteriores, “cuando el universo ha tenido más tiempo para evolucionar y construir objetos tan enormes”: “Nos sorprendió ver algo tan evolucionado cuando el universo era relativamente joven”.

Este proto-supercúmulo de galaxias, ubicado dentro de la constelación del Sextante, tiene además una estructura sumamente compleja y contiene, al menos, siete regiones de alta densidad conectadas por filamentos de galaxias, una estructura distintiva diferente a la de otros objetos similares.

Dado su tamaño en una época tan temprana de la historia del universo, los astrónomos esperan que Hyperion vaya evolucionando de manera similar a las inmensas estructuras del universo local, tales como los supercúmulos que conforman la Gran Muralla Sloan o el supercúmulo de Virgo, que contiene a la Vía Láctea.

“Comprender a Hyperion y cómo se compara con otras estructuras similares recientes puede brindar información sobre cómo se desarrolló el Universo en el pasado y cómo evolucionará en el futuro, y nos da la oportunidad de desafiar algunos modelos de formación de supercúmulos,” concluye Cucciati.

A su juicio, este descubrimiento contribuirá también a “develar la historia de estas mega-estructuras”.