México.- La organización Front Line Defenders publicó un informe de la situación de violencia que han sufrido en el último año activistas defensores de los derechos de los migrantes y albergues para éstos, y en su diagnóstico resaltan que la nueva política migratoria se ha vuelto más agresiva en México.

En el informe, detallan más de 70 agresiones contra defensores y albergues, y como víctimas se detalla a organizaciones como Pueblo Sin Fronteras, la 72, la Casa del Migrante y Exodus, que han padecido amenazas, intimidaciones, allanamientos, detenciones arbitrarias, deportaciones y agresiones físicas.

El informe son del 17 de enero del 2017 al 10 de agosto del 2019, y entre las autoridades señaladas, se encuentran la Guardia Nacional y el Instituto Nacional de Migración.

También están policías municipales, estatales, federales, crimen organizado, la Marina, y medios de comunicación que se han prestado a campañas de desprestigio.

Dicho informe registró las dos agresiones contra la Casa del Migrante de Saltillo, con amenazas, hostigamientos, acoso y un intento de allanamiento en julio de este año cometidos por parte de la Policía Municipal, la Federal y agentes militares identificados como “de la Secretaría de Gobierno”.