Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador calificó de politiquería la reunión de gobernadores del Partido Acción Nacional (PAN) en Dolores Hidalgo, Guanajuato, en donde dijeron que van por una reforma al pacto fiscal.

Durante la conferencia Mañanera, aunque dijo que todos tienen derecho de expresarse, dejó en claro que no se va a dejar y que no va a permitir que se ningunee la investidura presidencial, como lo intentó el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, hace dos semanas.

“Es un asunto político y estrictamente llamando a las cosas por su nombre, diría politiquero, pero somos libres, prohibido prohibir, todos tenemos derecho a manifestarnos y se tiene que garantizar el derecho a disentir, no incomodarnos y no tener la piel muy delgadita y no resistir hasta insultos”, dijo desde el campo militar 26 en Xalapa, Veracruz.

López Obrador aseguró que no caerá en “dimes y diretes” con los gobernadores al considerar que este tipo de reuniones son una especia de posicionamientos políticos provocados por el proceso electoral del próximo año con el que se renovarán 15 gubernaturas.

Sin embargo, se dio tiempo para aclarar que la Federación ha actuado con apego a la Constitución y se han distribuido los fondos federales de acuerdo a la Ley de Coordinación Fiscal.

“Así en todos los estados, todos reciben puntualmente, como no era antes, en gobiernos anteriores, sus participaciones. Qué es lo que pasa para hablar con franqueza, vienen las elecciones, ya van a haber elecciones en 15 estados, de los 32, elecciones de gobernador, va a haber elecciones en Chihuahua, Querétaro, entonces pues se quiere tener un posicionamiento político, es legítimo, se entiende y también vienen elecciones para renovar la Cámara de Diputados”, agregó.

En este sentido, dijo que los partidos opositores quisieran tener mayoría en la Cámara de Diputados y ganar los gobiernos estatales que están en juego. Por tanto, les pidió no mezclar los temas electorales con los de gobierno.

“Partido es una parte, gobierno es todo, entonces que actuemos con responsabilidad todos y también decirles que yo no me voy a dejar o no voy a permitir que se menosprecie, que se ningunee a la investidura presidencial, tiene que haber respeto, no lo que sucedió recientemente que un gobernador acusa que el gobierno federal o desde la presidencia, desde los sótanos del poder se está alentando a grupos opositores en ese estado”, abundó.