Chilpancingo, Gro.- Tras la presunta detención de manera arbitraria de un taxista en Iguala, en la región Norte de Guerrero, transportistas de esa zona, vandalizaron cinco patrullas de la Policía Federal.

De acuerdo con fuentes de seguridad, a las 11:30 de la noche un grupo de transportistas irrumpió en el hotel Willy, en Iguala, para buscar un diálogo con un comandante de la Policía Federal, luego de la presunta detención.

De acuerdo con los manifestantes, ayer a mediodía, agentes de esa corporación detuvieron la taxista Alejandro "N" en las inmediaciones del poblado de Rancho Viejo, municipio de Iguala; el transportista fue trasladado en la patrulla marcada con el número 19223.

Según lo narrado, los agentes trasladaron al taxista a la carretera Iguala-Cocula en donde lo golpearon y le pidieron información sobre una casa de seguridad; luego de amenazarlo lo dejaron libre.

Por la noche, más de 20 transportistas, se concentraron en el citado hotel en busca de una reunión con mandos de la Policía Federal para que explicaran por qué su compañero había sido detenido; nadie los atendió.

Ante la cerrazón de la corporación, los transportistas irrumpieron en el hotel y con palos y piedras, vandalizaron cinco patrullas de la Policía Federal, que se encontraban estacionadas en el lugar.