Ciudad de México.- El Sindicato de Trabajadores Petroleros advirtió sobre “la posibilidad de un paro inminente de labores” por falta de cumplimiento de acuerdos en materia de seguridad e higiene, así como la carencia de insumos en varias áreas, además de que acusó a la directiva de la paraestatal de incumplir compromisos del contrato colectivo de trabajo.

En un oficio enviado al director de Pemex, Octavio Romero Oropeza, el Comité ejecutivo del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) aseguró que se vive un ambiente laboral “enrarecido” y que la paraestatal se encuentra “en serios problemas”.

“Resulta urgente realizar acciones que ayuden a resolver la situación que se presenta y una de ellas es precisamente el cumplimiento al pacto laboral, que nos obliga tanto a la Administración como al sindicato a sumar esfuerzos”, dice el documento, que fue entregado a la dirección de Pemex el 20 de agosto y está firmado por el diputado Manuel Limón Hernández, secretario del interior, actas y acuerdos, y por Daniel Aguado Rojas, secretario del exterior y propaganda.

Limón Hernández suplió en sus funciones a Carlos Romero Deschamps, quien dejó el cargo como secretario general a mediados de agosto del año pasado.

El STPRM se quejó de una “excesiva participación de terceros en actividades que deberían de ser realizadas por administración directa”, como las brigadas de exploración, la renta de equipos para perforación, “así como la incomprensible licitación para realizar los trabajos de mantenimiento de los talleres de Pemex Exploración-Producción”.

Además, en el área de autotransportes hay más de 300 autotanques que se encuentran fuera de operación por la falta de mantenimiento, hecho que el sindicato califica como “escandaloso” y que impacta en el abasto de combustibles.

En este punto, el Sindicato Petrolero expuso que la dirección de Pemex no ha aplicado alguna estrategia para frenar “las alarmantes y frecuentes agresiones que viven los trabajadores en los campos, pozos, ductos e instalaciones marinas” en las que son víctimas de asaltos, robos agresiones y amenazas por el crimen organizado.

El Sindicato petrolero también se quejó del incumplimiento de los créditos hipotecarios, indefinida de los juegos deportivos nacionales petroleros, la falta de dotación de ropa deportiva, así como la suspensión del subsidio para mantenimiento a las escuelas “Artículo 123”, a las unidades deportivas y los centros de desarrollo infantil para hijos del personal sindicalizado.

En esta misiva de cinco páginas, misma que fue recibida en la oficina del director de Pemex el 20 de agosto, la dirigencia sindical afirma que existe “una gran inquietud” por la situación actual y lo conminó a resolverlas “a la brevedad”.