Ciudad de México.- Benjamín Serment Rosique fue condenado a 33 años de prisión por el homicidio de sus padres, el cineasta Juan Salvador León Serment Guerrero y de la productora cinematográfica María Adriana Rosique Manjarrez, ocurridos el 27 de agosto y el 19 de septiembre del año pasado.

Según lo informó el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México (TSJCDMX), el joven de 23 años de edad se declaró culpable del homicidio de sus padres en razón de parentesco calificado, y su sentencia incluye la pérdida de derechos que tenga respecto a las víctimas, incluidos los de carácter sucesorio.

La misma pena le fue impuesta a su novia, Pamela Soto Miranda, por el delito de homicidio calificado cometido contra la pareja. Ambos deberán pagar 250 mil 903 pesos a una víctima indirecta, por concepto de reparación del daño, que cubrirán cada uno en la etapa de ejecución de sentencia.

Ninguno de los responsables tienen derecho a sustitutivos de pena de prisión o el beneficio de suspensión condicional de la ejecución de la pena, debido a que el delito que cometieron se castiga con más de cinco años de cárcel, señaló el TSJCDMX.

Una vez que los procesados aceptaron su responsabilidad, explicó el Tribunal, la defensa solicitó al agente del Ministerio Público una reducción de sanciones, y dar paso al desahogo mediante procedimiento abreviado.

El 30 de septiembre del año pasado, el todavía titular de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJ-CDMX), Rodolfo Ríos Garza, aseguró que el joven y su novia planificaron durante dos meses el homicidio de León Serment, para lo que contrataron a 2 sujetos que cobraron 100 mil pesos por asesinar a cada una de las víctimas.

"De todo lo anterior se desprendió la existencia de un acuerdo previo, reparto de tareas y coordinación conjunta para privar de la vida a la víctima tomando en cuenta que el hijo no prestó el debido auxilio a su padre, que hubo comunicación telefónica entre los autores materiales con el hijo y su novia, advirtiéndose además que el robo fue posterior al homicidio", dijo el entonces Procurador.

Los cuatros fueron detenidos y trasladados al Reclusorio Norte y al penal de Santa Marta, acusados de homicidio calificado.

Antes, la noche del sábado 27 de agosto, el cineasta de 54 años de edad, caminaba con su hijo y la novia de éste, pero minutos después murió al recibir 46 heridas de arma punzocortante -12 clasificadas como mortales, según las autoridades- durante lo que se presumió fue un asalto ocurrido en la calle de Alconedo y Periférico Sur, colonia Merced Gómez, en la delegación Álvaro Obregón, a unos metros de su domicilio.

El hijo, ahora parricida, narró que dos sujetos armados se les acercaron por la espalda, los tiraron al piso y les exigieron entregar sus pertenencias. También aseguró en su declaración ante las autoridades, que Serment se opuso y los delincuentes lo hirieron con al menos un arma punzocortante en el tórax y abdomen del lado izquierdo, lesiones que le causaron la muerte.

El joven estudiante de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), dijo tras ser amenazado por los asaltantes con una pistola, abrazó a su mascota y se tiró al suelo, mientras –según su declaración– su papá era golpeado. El hijo pidió ayuda a la gente que se encontraba en el lugar, para luego subir a su departamento a dejar a su perro.

Casi un mes después, el domingo 18 de septiembre, Adriana Rosique, esposa y socia de Serment, supuestamente se suicidó, ahorcándose en su domicilio.

Sin embargo, las investigaciones de las autoridades capitalinas señalaron que una pareja de expolicías -Alejandro Domínguez y Sarahí Navarrete-, fue contratada por 200 mil pesos, por el joven parricida y su novia para perpetrar los asesinatos, por lo que ambos fueron los autores materiales del homicidio.

Según la versión de la PGJ-CDMX, el hijo de León Serment y Adriana Rosique, planeó el asesinato para poder cobrar los seguros de vida de sus padres, y por el resentimiento que le tenía a ambos progenitores.

Por otra parte, a principios de junio de este año, un juez sentenció a 13 años y 4 meses de prisión a Sarahí Navarret, la mujer implicada en el asesinato del cineasta y su esposa, cometidos el 27 de agosto y el 19 de septiembre del 2016, según lo informó la Procuraduría capitalina.

Serment era egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), y durante su carrera profesional dirigió las películas ‘El efecto Tequila’ y ‘Kada Kien su Karma’, además de algunos cortometrajes. Asociado con su exesposa, era dueño de la casa productora Taller de Luz.

Su trabajo también fue reconocido como documentalista. Inició en 1996 con la dirección del cortometraje ‘Proporciones humanas, dimensiones divinas’. Le siguieron producciones como ‘Virgen de Guadalupe, entre la fe y la razón’ (2002), ‘Maquío: La fuerza de un ideal’ (2003) y ‘El afán educativo’ (2012).