Ciudad de México.- Las medidas de austeridad, decretadas en abril pasado, modifican radicalmente el presupuesto 2020 para tecnologías de la información y comunicaciones y convertirán el crecimiento originalmente estimado en decrecimiento de recursos en el presente año, según la consultora Select.

Conformes las estimaciones originales basadas en el presupuesto aprobado el crecimiento esperado para el 2020 era de 15.3 por ciento; sin embargo, al recalcular tomando en cuenta los recortes al gasto público, se pasará a un decrecimiento del 17 por ciento respecto al mismo año y de menos 28 por ciento con respecto al presupuesto que estaba aprobado para el presente año.

Destacó que el recorte afecta principalmente a consumibles y refacciones de cómputo que se encuentran en el capítulo 2000; y telefonía, consultoría, servicios de telecomunicaciones, servicios de infraestructura y arrendamiento, entre otros, en el capítulo 3000.

El 23 de abril se publicó en el Diario de la Federación un decreto en el cual se establecen las medidas de austeridad que deberán realizar las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal como una manera alternativa para enfrentar la crisis sanitaria. Entre estas medidas se menciona un recorte del 75 por ciento a los capítulos 2000 (servicios generales) y 3000 (materiales y suministros).

El capítulo 5000 no se menciona en los recortes por lo que permanece intacto el presupuesto aprobado en 2020 que tiene que ver con licencias informáticas, software y equipo de comunicaciones y telecomunicaciones.

De acuerdo con la consultora, con tal impacto, la composición del presupuesto TIC del 2020 queda de la siguiente manera: aumenta software en un 668 por ciento, y equipo en más 6 por ciento; mientras que servicios TIC y consumibles presentan un decrecimiento de casi la mitad de lo presupuestado en 2019; por otra parte, a pesar de que telecomunicaciones ocupa casi el 50 por ciento de la distribución también presenta un decrecimiento del 8 por ciento.

Con tales datos, la observación es que la realidad es muy diferente a la principios del 2020, la pandemia ha hecho que el gobierno haga recortes en ciertos segmentos para redireccionarlos a los programas sociales y los proyectos prioritarios de la actual administración por lo que incluso para las dependencias gubernamentales este año estará lleno de retos y aprendizajes.

Con información de Forbes