El secretario de Desarrollo Social Víctor Aguirre Alcaide dijo que la Federación redujo los recursos del Programa Nacional de Prevención del Delito (Pronapred) a Acapulco porque aunque el índice delictivo es alto, los ciudadanos no denuncian y no hay registro oficial de los crímenes. Opinó que tal circunstancia es “contradictoria” porque por un lado el gobierno federal declara al municipio como prioridad y a Guerrero con altos índices de violencia pero que en la prevención del delito se disminuye el presupuesto.

“Son contradicciones que hemos marcado nosotros. ¿Como a nivel nacional ponen a Acapulco como el municipio donde más violencia hay? Sin embargo, resulta que en prevención al delito, le reducen el presupuesto”, dijo este día consultado en el ayuntamiento.

Estimó que la reducción en el estado alcanza 40 por ciento, mientras que Acapulco de 97 millones que se ejercieron el año pasado pasó a 72 millones; es decir, 23 millones de pesos menos. “Es algo que no se explica y no nos han dicho acertadamente la política”, añadió Aguirre Alcaide.

El funcionario dijo que el gobierno federal justificó la reducción al equivalente de los delitos registrados. Ejemplificó que si un asesinato es cometido en la colonia Zapata —una de las más violentas de la ciudad— la federación libera los recursos conforme a las denuncias levantadas y no “por la realidad que se vive” y “como no hay muchas denuncias, no hay una base de datos”. Algo que el secretario calificó como injusto porque el indicador de pobreza y alto nivel de delincuencia en los cinco polígonos “va a la alza, cerramos a la alza en diciembre”.

Los ahora 72 millones de pesos como recursos a ejercer este 2016 serán, dijo, destinados, una parte, para el rescate de espacios públicos, junto con el coordinador general de Servicios Públicos Municipales, Eli Olea Urioste y a la construcción de dos “centros integrales de convivencia familiar”. Señaló que hasta el momento han sido rehabilitados 14 parques. “Sedesol pone todo lo que es pintura y tableros y Eli pone todo lo que es la mano de obra, el personal que haga rebosamiento, la limpieza y las instalaciones”.

Indicó que para estos centros aún se analizan su ubicación, ya sea en la Zapata, Renacimiento o La Jardín, colonias con alto índice de delitos y violencia. Estos incluirían una zona de teatro, unidades deportivas, psicólogos, médicos, instructores y servicios al deporte con un presupuesto de 25 millones cada uno.

Argumentó que junto con el secretario técnico del Ayuntamiento, Giovanni Manrique Pastor, se pretende que el nuevo programa de la Secretaría de Desarrollo Social, el Pronapred “sea una mezcla clara de las acciones que podemos hacer en prevención del delito pero que también intervenga la Comisión Nacional de Cultura Física y Deportes y la Secretaría de Educación Pública.